Published On: 07.10.2022|Categories: Noticias generales|Tags: , |

El urbanismo táctico consiste en un conjunto de acciones urbanísticas sencillas, de bajo coste y rápida ejecución, orientadas a la recuperación del espacio público por parte de las personas. Dado que se trata de un urbanismo que se desarrolla según el método de ensayo y error, una de sus características principales es su reversibilidad. Se despliega así en actuaciones provisionales, que se convierten en definitivas solo cuando demuestran su utilidad y aceptación por parte de los ciudadanos.

Se trata de actuaciones tan sencillas como pintar el suelo para delimitar claramente las zonas reservadas a vehículos y personas, o la instalación de bancos, jardineras y plantas que proporcionen sombra, o la separación física mediante bordillos de los carriles bici, etc. Son acciones que, una vez demostrada su validez y efectividad, se aplican fácilmente al urbanismo de otros puntos de la ciudad. Estas actuaciones quedan consolidadas posteriormente con la aplicación de materiales y mobiliario urbano definitivo.

Los ayuntamientos asumen lo que inicialmente fueron reivindicaciones ciudadanas e implementan soluciones económicas en urbanismo que ayudan a la sostenibilidad de las ciudades. Entre algunos de los ejemplos más conocidos del urbanismo táctico se encuentran la peatonalización de Times Square en Nueva York, el programa Piazze Aperte de Milán o las actuaciones del Ayuntamiento de Barcelona en los barrios de Poblenou o Sant Antoni.

Por Manolo Barberá, modelador hidráulico sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE