Published On: 20.10.2022|Categories: Noticias generales|Tags: , |

«¿Y si confiáramos en que las autopistas devuelvan algo a los lugares que atraviesan?», se pregunta Stefan de Koning, arquitecto del estudio MVRDV Architects. E insiste, «un paso elevado puede dar algo de sombra en una ciudad calurosa, y crea una pequeña zona de suelo que no puede desarrollarse con edificios altos. No es una idea tan descabellada hacer de ella un espacio público». A la pregunta y a este planteamiento responde la intervención arquitectónica que Nucleus Office Parks (plataforma de explotación de oficinas propiedad de Blackstone en la India) encargó al estudio de arquitectura local StudioPod, el cual designó a MVRDV Architects como firma colaboradora. Llamaron al proyecto One Green Mile (Una Milla Verde).

El paso elevado de Senapati Bapat Marg es una de esas autopistas, y en su caso atraviesa el corazón de Bombay. Genera contaminación acústica y crea una barrera para la movilidad entre barrios vecinos. Sin embargo, One Green Mile se llevó a cabo para que la autopista devolviera algo al lugar por el que cruza. Se trata de un proyecto de mejora de unos 1.800 m de ese paisaje urbano que rompe el paso Senapati Bapat Marg. En particular, nos referimos aquí a la intervención de 200 m, dentro de esos 1.800, de la que MVRDV Architects es directamente responsable.

El diseño del estudio de arquitectura convierte la fría y sombría infraestructura de hormigón en un espacio público para el disfrute de la comunidad local, con servicios, zonas verdes y una fuerte identidad visual. Para empezar, una serie de suaves elevaciones del terreno transforman el espacio bidimensional del suelo en una atractiva y dinámica «experiencia espacial tridimensional». Por su parte, el color azul, los materiales y las líneas unifican los diversos aspectos de la intervención para que se reconozcan como un todo. Y la funcionalidad viene determinada por la división del espacio en diferentes «salas» públicas sin paredes ni puertas: salón, gimnasio, sala de juegos, zona de descanso, sala de actuaciones y espacio de lectura. Finalmente, la vegetación, presente en todo el recorrido, refresca las distintas áreas y amortigua la contaminación acústica.

A todo lo anterior hay que añadir la incorporación de carriles bici para estimular el uso de la bicicleta, y la integración de extensos pasos cebra que favorecen el acceso a los vecinos en condiciones de mayor seguridad. Una infraestructura que sirve para transportar coches, adquiere con One Green Mile una nueva finalidad y se convierte en un espacio público protegido y ocupado. El modelo se repetirá en el plan maestro más amplio previsto por StudioPOD. Quizá alcance algún día el tramo de más de 11 km de autopista que atraviesa Bombay. «Quizá veamos un día el fin de las ruidosas y desagradables autopistas que cortan nuestras ciudades, aunque ahora sean, por desgracia, un mal necesario», concluye de Koning.

Fuente e imágenes: MVRDV Architects.