Published On: 15.09.2021|Categories: Noticias generales|Tags: , , |

28 horas y 45 minutos para construir un edificio residencial de 10 pisos. Esa es la hazaña realizada por BROAD Group, conglomerado industrial chino dedicado a la climatización, la eficiencia energética y la construcción sostenible, en la ciudad de Changsha. Pero, ¿cómo ha conseguido la empresa levantar un edificio en poco más de un día, de forma que una vez terminado, los residentes pueden empezar directamente a vivir en él, sin más esperas? Son tres los factores que han permitido a BROAD Group sorprender al sector con el edificio residencial de 10 pisos: la modularidad, la prefabricación y «un revolucionario material estructural de acero inoxidable para la industria de la construcción y el transporte llamado B-CORE Slab».

Efectivamente, la modularidad permite dividir el edificio en unidades menores, de forma que estas puedan fabricarse en instalaciones industriales y luego ser transportadas al lugar de construcción y ensambladas. En el caso del edificio residencial de Changsha, los módulos salen de fábrica con todo el equipamiento en cocinas, baños y sistemas mecánicos, además de los cableados para la electricidad, el aislamiento, los sistemas de ventilación y los acristalamientos. Así, cada módulo solo necesita, llegado el momento, ser ensamblado en el sitio y conectado a la red eléctrica y de agua para poder habitarse.

Por otra parte, cada uno de dichos módulos tiene las dimensiones de un contenedor, de forma que puede enviarse fácilmente a cualquier lugar del mundo a través de los canales de transporte existentes. Sin embargo, la particularidad de las unidades fabricadas por BROAD Group consiste en que sus paredes se despliegan y se transforman en parte del suelo de la residencia (y techo del nivel inferior) tras su instalación en el edificio, una vez desplegadas. Así, la superficie libre de cada uno de los módulos ya no se reduce a las limitadas dimensiones de un contenedor, sino que se duplica rápida y fácilmente hasta aproximadamente los 5 por 12 m, o casi 60 m2.

Respecto a la cuestión estructural, los módulos se fabrican con un sistema de paneles de acero inoxidable con estructura interna provista de cilindros, creado por BROAD Group: el B-CORE Slab. Según fuentes de la compañía, dicho sistema estructural «es 10 veces más ligero y 100 veces más resistente que las estructuras convencionales». En cuanto a la eficiencia del aislamiento del sistema, un portavoz de la compañía afirmaba en declaraciones a Treehugger que, aunque los paneles de acero actúan como un puente térmico entre el exterior y el interior del edificio, los cilindros internos son suficientemente finos como para minimizar el efecto. Añadía que, a largo plazo, factores como su resistencia y su reciclabilidad, lo hacían más eficiente que los soportes de madera o acero convencionales. Por lo demás, y para conseguir mayor aislamiento, los paneles de B-CORE Slab se rellenan con lana de roca. Finalmente, el edificio se envuelve con paneles de vacío para cubrir los puentes térmicos de su estructura.

Por último, BROAD Group asegura que los edificios producidos con su sistema de construcción prefabricada modular, al que llama Living Building, tienen una larga vida y son resistentes a los terremotos. Pueden, además, desmontarse fácilmente y trasladarse a otro lugar. Asimismo, afirman, su sistema permite la construcción de torres de hasta 200 pisos, y es útil también para levantar promociones residenciales de lujo, hoteles, hospitales y edificaciones públicas. En resumen, se trata de un sistema de «producción optimizada, de alta calidad y bajo coste», para «producir edificios como coches».

Podéis ver el proceso de construcción en este vídeo:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: