Published On: 22.09.2022|Categories: Noticias generales|Tags: |

El estudio de arquitectura y urbanismo OMA, junto con la consultora en ingeniería Buro Happold, han elaborado un prototipo de hospital para Hamad Medical Corporation, el principal proveedor de servicios sanitarios «sin ánimo de lucro» de Catar. Dicho prototipo es el resultado de sus investigaciones para el diseño del plan maestro del distrito sanitario Al Daayan, situado en unos terrenos de 1.3 millones de m2, entre la Universidad de Catar y la nueva ciudad de Lusail. Dicho plan maestro, en palabras de sus arquitectos, «ofrece la posibilidad de una nueva simbiosis entre la arquitectura y la ciencia médica». El proyecto replantea en su diseño el concepto tradicional de hospital y confía su construcción y su funcionamiento interno a las últimas tecnologías.

Efectivamente, los hospitales suelen concebirse como instalaciones intensivas y en altura. En cambio, el diseño conceptual del hospital de Al Daayan da la vuelta a esta idea con un planteamiento extensivo, de baja altura y modular. Los módulos que lo conforman tienen una forma diferenciada según su función: unos en cruz, destinados a las habitaciones de los pacientes hospitalizados, y otros cuadrados, que se reservan a los pacientes externos.

Además, cada uno de los módulos cuenta con tres plantas y un sótano. Las habitaciones y las camas se sitúan en la planta baja, lo que reduce la dependencia de ascensores y permite a los pacientes disfrutar de los «generosos» espacios verdes y jardines. Por lo demás, las circulaciones transitan por dos redes de pasillos, una exterior y otra interior. La primera la ocupa el personal y los procesos de administración y soporte, mientras que la segunda, la interior, corresponde al área de circulación primaria y de servicio.

Esta concepción modular del hospital le confiere una gran flexibilidad para crecer, en caso de necesidad, o incluso para decrecer llegado el caso. Y todo ello con una interrupción mínima de su funcionamiento. Por otra parte, OMA propone para su construcción la tecnología de impresión en 3D, lo que permitiría un sinfín de variaciones en su ornamentación, en contraste con la arquitectura habitual para este tipo de edificios, caracterizada por la austeridad.

Por último, «una granja de alta tecnología suministra alimentos y plantas medicinales para la producción local de medicamentos», y «un centro logístico específico y una granja solar permiten que el distrito funcione de forma autónoma». Según declaraciones a Guanzhu (观筑) de Reinier de Graaf, arquitecto responsable del proyecto, el nuevo hospital «producirá su propia energía, su propia comida e incluso su propia medicina para disminuir su dependencia de las redes globales de distribución». Además, «adoptará la robotización para no tener que importar personal, como ocurre en muchos lugares».

Podéis observar una presentación gráfica de todo lo dicho en este vídeo:

Fuentes: OMA, Metalocus, Guanzhu. Imágenes: OMA.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE