Published On: 28.06.2022|Categories: Noticias generales|Tags: |

Recuperamos un proyecto de arquitectura que la CNN calificó en 2014 de «alucinante» (eye-popping), un edificio situado a orillas del río de las Perlas, en la ciudad china de Guangzhou.

Se trata de una construcción que, con sus 138 m de altura y 33 pisos, es el edificio circular más alto del mundo. Efectivamente, el Guangzhou Circle supera en altura a los demás edificios verticales con forma circular del planeta. De entre estos últimos destacamos la sede de Al Dar en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, de 121 m de altura y 23 pisos, el Sunrise Kempinski Hotel de Pekín, China, con una altura de 97 m y 21 plantas, el edificio de oficinas Fang Yuan, de 100 m de altura, situado en la ciudad de Shenyang, también en China, cuyo diseño se asemeja a una antigua moneda (declarado, por cierto, uno de los edificios más feos del mundo tras una votación organizada por la misma CNN), o el Hotel Radisson Blu de Frankfurt, Alemania, de 96 m y 19 pisos.

Con el diseño del Guangzhou Circle, el arquitecto italiano Joseph Di Pascuale ganó el concurso de arquitectura para la sede del Hongda Xingye Group, grupo industrial dedicado a la energía de hidrógeno, los nuevos materiales y la protección medioambiental, y para la nueva sede del Guangdong Plastic Exchange, el mayor mercado de materias primas plásticas del mundo. Según expresa Di Pascuale respecto al concepto arquitectónico del Guangzhou Circle, su diseño pretende «definir un edificio emblemático que se perciba como genuinamente chino, sin caer en el estereotipo del rascacielos occidental».

Para conseguirlo, Di Pascuale se inspiró en el símbolo de una antigua dinastía china que reinó en la ciudad hace alrededor de 2.000 años: el doble disco de jade. De esa manera, las dos fachadas circulares con un vano central de 48 m de diámetro confieren al inmueble la forma de disco que lo caracteriza y que representa el símbolo de dicha dinastía. En palabras de su arquitecto, «el edificio reflejado en el agua del río forma exactamente el mismo patrón: un doble disco de jade».

Pero además, la doble forma circular del Guangzhou Circle hace referencia al número 8 y el símbolo del infinito. Y según la tradición de algunos países orientales, entre ellos China, el 8 es considerado un número de la suerte y tiene «un fuerte valor propiciatorio» (por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Pekín se inauguraron a las 8:08 PM del 8 del 8 del 2008).

Pero el diseño del Guangzhou Circle hace referencia también a la «cuadratura del círculo», una cuestión a la que prestaron especial atención los eruditos, matemáticos y científicos del Renacimiento italiano. Con ello, y para que el edificio fuera habitable, las dos fachadas circulares debían contener y soportar estructuralmente espacios de proyección ortogonal. De ahí que los 33 pisos que encierran formen volúmenes que sobresalen progresivamente por los extremos en voladizos de hasta 25 m.

Os animamos a echar un vistazo al proyecto, tal como se presentaba en 2013, en este vídeo:

Fuentes: Joseph Di Pasquale, World Architecture News, Wikipedia, CNN, China Smack. Imágenes: Joseph Di Pasquale, Archilovers.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE