th200_7_image001_1326884759

Con más de 25 millones de inversión, la nueva montaña rusa será la principal apuesta del parque temático para consolidarse en el segmento familiar. PortAventura también presenta en FITUR otras novedades como una escuela de conducción y seguridad vial para los más pequeños o un parking de autocaravanas.

Vila-seca – Salou, 18 de enero de 2012.- FITUR será el marco para la presentación de Shambhala, la principal novedad de esta próxima temporada en PortAventura: un fantástico viaje de leyenda, con una nueva atracción que permitirá al viajero vivir una experiencia de emociones y de aventura en el Himalaya y sentir que toca el cielo.

Esta nueva montaña rusa para toda la familia, será la más alta de Europa (76 metros) y en ella encontrarán todos los ingredientes de una gran expedición:ascensiones a las cotas más altas, caídas abismales propias del rappel, pasos por oscuros túneles, lagos de montaña, y todo en una atracción que recuerda a la silueta de una cordillera. La inauguración tendrá lugar a lo largo de la primavera de 2012, aunque no coincidirá con el inicio de la temporada del parque, prevista para el 30 de marzo.

Shambhala: la recreación de una leyenda

Además de la propia montaña rusa, el proyecto de PortAventura recrea la ambientación de este reino imaginario del Himalaya en un área de más de 14.000 m2 de espacios tematizados. Los diseñadores del proyecto se han inspirado en la arquitectura de esta cordillera, y muy especialmente de Bhutan, uno de los países más aislados y menos conocidos del mundo. La decoración / tematización de Shambhala será un gran atractivo no sólo para aquellos que prueben la nueva atracción sino también para los espectadores que se acerquen a este espacio. De hecho, podrán pasear muy cerca de la estructura de la montaña rusa, ver los detalles de la decoración de los edificios anexos e incluso acercarse al lago de la atracción, uno de los puntos cruciales del recorrido donde los vagones entran en contacto con el agua.

No obstante, el principal atractivo de la experiencia en Shambhala será la propia montaña rusa. No dejará indiferente a nadie, pues a diferencia de otras atracciones de velocidad que podemos encontrar en el parque, la nueva montaña rusa ofrecerá al visitante un auténtico catálogo de sensaciones además de unas vistas espectaculares de todo el entorno.

Esta nueva atracción está llamada a convertirse en el nuevo icono de PortAventura, pues su esbelta y majestuosa figura modificará completamente el skyline del parque, caracterizado hasta ahora por el Dragon Khan, símbolo de PortAventura desde su apertura. La nueva “cordillera” de PortAventura será visible desde muchos kilómetros de distancia, y estará situada en el área de China, en el punto más alto del parque. Se ubicará justo detrás del Dragon Khan y las estructuras de ambas montañas rusas se cruzarán.

Datos técnicos
· Será una montaña rusa del grupo de los “hypercoaster”, que se caracterizan por tener un gran tamaño y altura, así como un largo recorrido, y por alcanzar una velocidad impresionante.
· El recorrido de la atracción será de más de 1.650 metros, y serán necesarias más de 1.600 toneladas de acero para la estructura. Se han utilizado más de 4.000 m3 de hormigón para las cimentaciones, que algunos puntos alcanzan los 18 metros de profundidad.

· La atracción batirá tres records europeos:

1. Montaña rusa más alta de Europa (76 metros)
2. Montaña rusa con la caída más larga de Europa (78 metros)
3. Hypercoaster europeo más rápido, pues alcanzará 134 km/h en la primera bajada. La velocidad variará en el resto del recorrido pues –como el Dragon Khan- el trayecto completo se realiza con la inercia de la primera caída.

· Contará con 5 camelbacks (elevaciones durante el recorrido), el más bajo de los cuales tiene una altura equivalente a un edificio de 7 pisos. En cada uno de estos camelbacks, el viajero experimentará el efecto conocido como air time, perdiendo el contacto con el asiento. Será parecido al cambio de rasante de una carretera pero mucho más intenso.

· El diseño se ha trabajado conjuntamente entre PortAventura y la empresa Bollinger & Mabillard, que también diseño el Dragon Khan.

PortAventura invierte 25 millones de euros en esta nueva atracción. Antoni Massanell, presidente del Consejo de Administración, considera que “la nueva montaña rusa es uno de los proyectos más ambiciosos de Portaventura hasta el momento y sin duda se convertirá en el nuevo icono del parque “.

Fuente: PAComunity