Amusement_Logic_Jan2015_04

A principios de enero se confirmó la venta del gigante turístico francés Club Med por 939 M€ al grupo chino Fosun, propiedad del inversor Guo Guangchang. Un nuevo cambio de manos y de orientación para uno de los históricos de nuestra industria.

Fundado en 1950 como asociación sin ánimo de lucro, Club Med inventó el concepto de “all-inclusive resort” (destino con todo incluido) e inauguró su primer proyecto en Mallorca. La propuesta iba dirigida a solteros y parejas de alto poder adquisitivo, y disfrutó de un éxito inmediato. Al barón Edmond de Rothschild le gustó tanto su estancia que compró la empresa y financió su desarrollo durante varias décadas, extendiéndose por el Mediterráneo, a resorts de esquí en los Alpes y a otros destinos soleados como el Caribe o Brasil.

Lo que más define a Club Med es su organización interna. Cada destino es un village y el director es el chef de village. A los animadores se les denomina GO (gentiles organizadores) y a los clientes GM (gentiles miembros). Todos comen, beben y se divierten juntos, formando una experiencia vacacional altamente participativa. Incluso celebran los crazy signs, unas coreografías en grupo que se repiten a lo largo del día y en los diferentes villages.

El Club Med entró en declive durante los 90 con la aparición de competidores y por cometer algunos errores de estrategia. Tras el parón turístico mundial en 2001, el nuevo CEO Henri Giscard d’Estaing y el grupo hotelero Accor retomaron las riendas de la empresa para centrarse en el turismo familiar y volver a obtener beneficios en 2005.

Actualmente opera más de 80 villages en 25 países, pero sus cuentas se han vuelto a resentir con la última crisis financiera.

Amusement_Logic_Jan2015_05

Han encontrado la salvación en Oriente. La numerosa clase afluente está descubriendo los placeres del viaje vacacional, y los tres primeros villages en China han tenido un éxito parecido al disfrutado en Francia hace 60 años. Al igual que otros inversores chinos, Fosun está reinvirtiendo sus ingresos de la venta de pólizas de seguros comprando empresas de moda, cine y turismo a través del mundo. ¿Será Guangchang el nuevo Rothschild?