La Generalitat Valenciana anunció que Aqualandia pagará €1.8 millones (US$2.3 millones) anualmente para alquilar el parque durante 10 años. El acuerdo también exige la retención de la plantilla actual de Terra Mítica y el pago de tasas adicionales basadas en la asistencia y los ingresos.
 
Aqualandia tiene la opción de comprar el parque por €75 millones (US$97.6 millones). Terra Mítica, con diez años de trayectoria, entró en suspensión de pagos en el 2005 con deudas de €218 millones (US$283.7 millones) y pérdidas de €120 millones (US$156 millones). El parque fue proyectado incialmente para atraer a 4 millones de visitantes anuales: sin embargo, la asistencia sólo alcanzó un máximo de 1.5 millones.