Published On: 01.12.2022|Categories: Noticias generales|

A la hora de determinar la arquitectura, realizar el diseño y llevar a cabo la construcción de un edificio, deben considerarse aspectos de seguridad. Un sistema estructural adecuado para resistir las fuerzas sísmicas o las presiones del viento, así como un tratamiento adecuado para la protección contra el fuego, son solo algunos de esos aspectos de seguridad. Sin embargo, no suele tenerse en cuenta, entre estos sistemas de seguridad, la protección contra un atentado terrorista. A pesar de sus efectos devastadores, esta omisión se debe a que la probabilidad de que se produzca un atentado en un edificio determinado es extremadamente baja.

Algunos países trabajan en normativas para que la arquitectura, el diseño y la construcción de edificios e instalaciones aborden, de manera coordinada con el resto de sistemas de salvaguarda, este requisito estructural de seguridad. En EEUU, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), proyecta presentar una guía que aborde todo el espectro de peligros que amenaza a un edificio, desde los terremotos hasta las explosiones.

Una de las cuestiones que la FEMA examinó en sus estudios fue la posibilidad de aplicar  a la protección frente a las explosiones las lecciones aprendidas en seguridad sísmica. Al fin y al cabo, la FEMA era consciente de la similitud entre las cargas sísmicas y las cargas por explosión en un edificio. Por ejemplo, ambos fenómenos imponen sobre la estructura, en un plazo de tiempo reducido, fuerzas horizontales externas.

Los resultados de estos estudios indican claramente que el diseño, la arquitectura y la construcción de un edificio seguro frente a la sismicidad, proporcionarán un nivel significativo de seguridad también frente a las explosiones. No por ello invita la FEMA a concluir que ambos sistemas de seguridad son equivalentes. Y esto es así en parte por la gran cantidad de incertidumbres en la predicción de un atentado terrorista. Así se deduce de las publicaciones de la FEMA: Phase 1 Study: Performance Analysis of Reinforced Concrete Strengthening Systems Applied to the Murrah Federal Building Design, FEMA 439A (Washington, DC), December 2005, y Phase 2 Study: Performance Analysis of Structural Steel Strengthening Systems, FEMA P-439B, November 2010.

Por Jean Carlos Soto, ingeniero estructural sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic