Published On: 08.06.2022|Categories: Noticias generales|

El hormigón de ultra alto rendimiento (UHPC por sus siglas en inglés) es un tipo de hormigón compuesto por altos contenidos de cemento, fibras metálicas y otros aditivos. Esta composición le confiere unas propiedades muy particulares: alta resistencia a la compresión, de hasta 200 Mpa, alta resistencia a la tracción, que llega a los 15 Mpa, y alta ductilidad y ligereza. Sin embargo, de entre todas sus excelentes propiedades, destaca su baja porosidad. Esta última característica lo convierte en un material de gran durabilidad y, por tanto, con unos costes de mantenimiento mucho menores respecto de los materiales tradicionales.

Por todo ello, es en el diseño y la construcción de pasarelas peatonales cerca de ambientes marinos donde encuentra una de sus primeras aplicaciones. Estas pasarelas peatonales suelen ser estructuras prefabricadas de 40 a 50 m de luz y 2 m de canto en centro de vano. Por otra parte, dichas estructuras se resuelven mediante vigas celosía tipo Pratt, Warren o Vierendeel, más comunes en las estructuras de acero que en las de hormigón.

En general, la utilización del UHPC permite el diseño y la construcción de elementos mucho más esbeltos y ligeros que la del hormigón convencional. Además, gracias a su maleabilidad, con los encofrados adecuados, se consiguen acabados de un gran poder estético. Y, dada su ligereza, los objetos pueden transportarse de una sola pieza a pie de obra y se montan de forma rápida. Por último, por sus características, es un material idóneo para otras muchas aplicaciones, como elementos urbanos, fachadas, vallas, marquesinas, etc.

Por Alberto López, ingeniero estructural sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE