Published On: 12.02.2021|Categories: Noticias generales|Tags: , |

«A partir de la Revolución Industrial, las ciudades priorizaron las máquinas, los coches y las fábricas sobre las personas. Incluso en las ciudades que dicen ser las más avanzadas del mundo, la gente emplea años de su vida en los desplazamientos. En 2050, el tiempo de los desplazamientos se duplicará». Son estas palabras del príncipe Mohammed bin Salman, de Arabia Saudí, para justificar el proyecto de ciudad que anunció el pasado domingo 10 de enero en una aparición televisiva. «¿Por qué tenemos que sacrificar a la naturaleza en aras del desarrollo?», añadió. La ciudad, llamada The Line, forma parte de NEOM, la zona económica transnacional que se anunció en 2017 como parte de la Visión 2030 para transformar la economía de Arabia Saudí y liberarla de su dependencia del petróleo.

The Line, con una población proyectada de 1 millón de residentes, se extenderá a lo largo de 170 km. Además, se abastecerá con energía 100% renovable, ofrecerá transporte de alta velocidad y vehículos autónomos. Su trazado, en línea recta, garantizará que los servicios básicos como escuelas, clínicas médicas, mercados, etc., estén al alcance de un paseo de cinco minutos. La idea es que «ningún trayecto dure más de 20 minutos». La ciudad, orientada a la preservación de la naturaleza y el bienestar de la población, se organiza en tres niveles: el primero está destinado a las áreas residenciales, las zonas verdes y el tránsito de peatones; el segundo, subterráneo e invisible para los residentes, se destinará a infraestructuras, vehículos y servicios; por último, el tercer nivel, albergará carreteras y túneles para el transporte de alta velocidad.

El proyecto empezará a construirse este año de 2021 y costará entre 100 mil y 200 mil millones de dólares, procedentes del Gobierno de Arabia Saudí, del Public Investment Fund, fondo soberano del país, y de inversores locales e internacionales. No es el único ni el primer proyecto de este tipo en la historia del urbanismo. De hecho, en España se proyectó, e incluso empezó a construirse, uno del mismo cariz: Ciudad Lineal. El ingeniero Arturo Soria y Mata concibió el desarrollo en 1886, una ciudad en torno a un un eje de comunicación lineal, con tranvía y equipamientos básicos en sus paradas, y casas unifamiliares para una vida sana. Sin embargo, solo se construyó un segmento que acabó subsumido en la ciudad de Madrid. Si bien el éxito de proyectos similares no ha sido el esperado, el contexto y el momento histórico actual es otro, así que estaremos pendientes de sus avances. Mientras tanto, aquí os dejamos un vídeo del proyecto:

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: