Published On: 14.07.2022|Categories: Noticias generales|Tags: , , |

El Hotel Sheybarah es uno de los complejos turísticos de ultra lujo previstos para su ubicación en las costas del Mar Rojo de Arabia Saudí, en la isla de Sheybarah. El hotel resort forma parte de The Red Sea Project y, por tanto, es uno más de los grandes proyectos turísticos del conocido programa de desarrollo saudí Visión 2030. Se compone de 73 villas, algunas elevadas sobre el agua y otras en terreno firme, además del hall de recepción, restaurantes, spa, piscinas y otras instalaciones. Una de las principales características de su diseño, obra del estudio de arquitectura con sede en Dubai, Killa Design, es su revestimiento de acero inoxidable pulido en forma de cápsula. Dicho revestimiento se concibió para evitar el impacto visual en el entorno, de forma que reflejara el agua, el cielo y la rica vida marina del arrecife que hay debajo. Dada su complejidad, la construcción del Hotel Sheybarah, que ya se ha iniciado, representa todo un desafío.

Grankraft, una compañía constructora especializada en el trabajo del metal con sede en Sharjah, Emiratos Árabes Unidos, y perteneciente al grupo Kraftell Groupe, es la encargada de la ingeniería y fabricación de las villas. Precisamente, para demostrar al cliente, The Red Sea Development Company (TRSDC), las bondades de su proceso de fabricación, Grankraft realizó un modelo a escala. En él consiguió eliminar las finas juntas de soldado entre los paneles de acero inoxidable en los que se divide el exterior de las villas, con el resultado de una superficie sin fisuras ni distorsiones, y la adjudicación del contrato. En cambio, en una ceremonia celebrada en la ciudad saudita de Umluj el 16 de mayo pasado, se firmó la licitación de la carga, el transporte y la instalación en la playa y sobre el agua de las 73 villas prefabricadas. Para ello, TRSDC eligió a Mammoet, compañía holandesa especializada en soluciones para «cualquier desafío de levantamiento o transporte pesados».

Respecto al proceso de fabricación, tal como lo especifica Grankraft, la primera etapa consiste en la construcción de la estructura primaria de cada villa. Posteriormente, paneles de acero inoxidable sobredimensionados se moldean mediante el uso de un conjunto de moldes a medida creados para cada curvatura específica del conjunto de la cápsula. Una vez que estos tienen la curvatura deseada, se cortan con las dimensiones exactas requeridas y, a continuación, se instalan en la estructura primaria. Para ello Grankraft utiliza una fijación mecánica que proporciona separación térmica y acústica entre los paneles de la fachada y el soporte estructural. Tras un nuevo control de geometría, se sueldan los paneles premontados. Por último, una vez soldados, los paneles se pulen, primero con máquinas y luego a mano, hasta conseguir un acabado de espejo perfecto.

Grankraft tuvo que desarrollar maquinaria propia ya que no disponía en el mercado de la necesaria para realizar con éxito estos procesos. Al mismo tiempo, tuvo que establecer «una unidad de producción completamente nueva (…) para dar cabida a las necesidades de este proyecto y garantizar la máxima calidad y precisión en la carcasa de acero inoxidable».

Fuentes e imágenes: Grankraft, Mammoet.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE