Published On: 24.10.2022|Categories: Noticias generales|Tags: , |

En el Parque Central de la Bahía de Shuangyue, en la ciudad de Pinghai, provincia de Guangdong, China, se encuentra un edificio un tanto enigmático, obra del estudio de arquitectura He Wei Studio 3andwich Design. Se trata de una biblioteca asociada a un edificio residencial. Nada hay de habitual en este proyecto de arquitectura, ni su diseño extremadamente sobrio y de una pureza casi ascética, ni su ubicación junto al mar, ni su uso como lugar de lectura, cultura y recreo. Tal como lo expresan sus arquitectos, el diseño procura «integrar el atributo cultural de la biblioteca, el atributo medioambiental del lugar y el atributo público de la sociedad contemporánea». La han llamado Water Drop Library (o Biblioteca Gota de Agua).

Water Drop Library se encuentra en el extremo superior de una breve colina, ante un edificio de apartamentos. Esta ubicación determinó que su altura debía ser «estrictamente controlada» para evitar que impidiera a los residentes las vistas al mar. El diseño combina dos formas básicas: el círculo y la línea recta. La primera forma, la circular, define el espacio principal del edificio, mientras que la segunda, la línea recta, determina el pasillo exterior que guía a los usuarios hacia él. Precisamente, en la parte superior del círculo, el edificio principal, un elemento tan poco habitual como lo demás toma protagonismo: el agua de una piscina. Al mismo tiempo, el cristal transparente sobre el que se asienta la cubierta acuática anima a imaginar que se trata de una biblioteca submarina. Para entrar al edificio hay que zambullirse bajo la piscina.

El rigor geométrico del círculo y la línea recta que domina el exterior deja paso a un interior blanco y luminoso, de suaves y relajantes líneas curvas. Es casi como si nos adentráramos en los esponjosos entresijos de una nube. El espacio de lectura, completamente acristalado del suelo al alto techo y a lo largo de casi 270 grados, brinda el cielo claro y el mar azul, sin restricción, a los lectores. A lo largo del muro cortina de cristal, unos asientos junto a pequeñas mesas animan a los visitantes a leer tranquilamente y a descansar la vista en la contemplación del paisaje. A la zona de lectura se suma un salón de té, un bar y una sala circular central para exposiciones, reuniones y otros eventos.

Fuente: 谷德. Imágenes: 谷德 (© 金伟琦)