Published On: 06.08.2020|Categories: Artículos, Noticias de la Empresa|Tags: , , |

El Río Lento es una atracción clásica de los parques acuáticos, que también se integra a menudo como elemento complementario en hoteles y resorts. En un canal diseñado para adaptarse al espacio disponible, una gran masa de agua avanza a una velocidad constante. Su curso se despliega en curvas y formas caprichosas, atraviesa galerías de roca, cascadas, o sorpresas como chorros o esprays. Los usuarios viajan plácidamente en ese curso de agua, sobre flotadores o arrastrados por la corriente mientras flotan o caminan, en un recorrido cerrado que los lleva al mismo punto del que partieron. Durante el trayecto pueden encontrarse con zonas más tranquilas y otras más agitadas, con diferentes tipos de corriente o incluso olas.

Amusement Logic es líder mundial en instalación de Ríos Lentos, no solo por sus diseños, sino porque ha desarrollado tecnología propia para su funcionamiento. Por supuesto, siempre con criterios de eficiencia y con afán de establecer negocios rentables para sus clientes y sostenibles desde un punto de vista medioambiental.

Efectivamente, los sistemas tradicionales de impulsión de grandes caudales de agua (típicamente de en torno a 10.000 m3/h en los Ríos Lentos) exigen grandes inversiones, tanto por el equipamiento como por las estructuras y las redes hidráulicas necesarias para su operación. Al mismo tiempo, y debido a su bajo rendimiento, estos equipos requieren de mucha energía eléctrica. Conscientes de estos puntos débiles, los ingenieros del departamento de I+D+i de Amusement Logic han desarrollado los sistemas de impulsión Tigris, Nilo y Volga para Ríos Lentos.

Las estaciones de impulsión de nuestros dispositivos Tigris, Nilo y Volga se ubican, según un sistema de distribución de fuerzas, en puntos específicos del recorrido del Río Lento. La posición exacta y la potencia de las turbinas se determina en función de la anchura y la geometría del río. Es decir, cada una de estas instalaciones se configura de forma particular y personalizada, como un traje a medida para el Río Lento concreto. Este método supone un primer factor de eficiencia del sistema. El movimiento de agua se produce además de forma constante y homogénea. Por otra parte, los motores y partes eléctricas de las turbinas nunca entran en contacto con el agua, para mayor seguridad de los usuarios.

Finalmente, las turbinas de nuestros sistemas Tigris, Nilo y Volga pueden configurarse para un funcionamiento en continuo o temporizado. Asimismo, incorporan variadores de frecuencia para regular su potencia, lo que permite optimizar su consumo eléctrico. La estructura incorpora también un conducto de PRFV para transferir el flujo de agua de la estación de impulsión al canal del río. Este conducto y el diseño compacto de las turbinas simplifican la obra civil necesaria y repercuten así en su coste, ya sea para su instalación en parques acuáticos, en hoteles o en resorts.

En definitiva, todos los factores de eficiencia señalados permiten a nuestros sistemas Tigris, Nilo y Volga un nada desdeñable ahorro de potencia de hasta el 60% respecto de los sistemas convencionales.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: