Published On: 05.12.2022|Categories: Artículos|

En esta ocasión os traemos un repaso por las 10 piscinas naturales más espectaculares del mundo. Se trata de piscinas formadas a lo largo de siglos, gracias al depósito de carbonato cálcico que se produce con el enfriamiento de las aguas termales a las que están asociadas. La mayoría de estas piscinas se encuentra en parques naturales, entre bosques y espectaculares paisajes de montaña, por lo que suelen disfrutar de algún tipo de protección pública. Algunas de ellas están abiertas al baño, mientras que otras son consideradas lugares sagrados.

Piscinas de Egerszalok, Hungría

El agua que fluye a estas piscinas se emplea como fuente termal desde 1730. Sin embargo, el spa actual entró en funcionamiento en 1961. El agua vaporosa desciende en cascada por una serie de piscinas formadas con travertino. Este brillante mineral se precipita del agua al interactuar con el aire a temperatura de la atmósfera. Al travertino lo llaman localmente «sal», y las piscinas en cascada son conocidas como «colina de sal».

Lagos de Plitvice, Croacia (Plitvička jezera)

El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice se encuentra en la zona de montañas cársticas del centro de Croacia, cerca de la frontera con Bosnia Herzegovina. Fue inscrito en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1979. En él se encuentra una pintoresca serie de cuevas y 16 lagos de toba calcárea conectados por cascadas. El área protegida como Parque Nacional comprende 30.000 hectáreas y recibe cada año a más de un millón de visitantes.

Pamukkale, Turquía

«Pamukkale» significa castillo de algodón en turco. Es un emplazamiento natural en el suroeste del país, provincia de Denizli, en el valle del río Menderes de la región Egea interior, con un clima templado gran parte del año. El área es famosa por el valle de 2.700 m de longitud, 600 m de ancho y 160 m de alto, de mineral carbonato depositado por la corriente termal a lo largo de los siglos, en el que se han formado las piscinas aterrazadas. La antigua ciudad griega de Hierápolis se encuentra en la cima de la formación de travertino. Eumenes II, rey de Pérgamo, fundó la ciudad alrededor del 180 a. C. Un terremoto la derruyó durante el reinado de Tiberio, en el año 17. Fue reconstruida y sufrió muchas transformaciones durante los siglos II y III de nuestra era, hasta convertirse en una urbe típicamente romana. En ese período fue un centro de descanso veraniego para los nobles del Imperio Romano, que acudían a él atraídos por las aguas termales de Pamukkale. Todo el conjunto es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1988.

Badab Soort, Irán

A una altitud de 1.840 m, Badab Soort es un sitio natural en el norte de Irán. Comprende una serie de terrazas escalonadas de travertino, creadas a lo largo de miles de años con el agua que fluye de dos manantiales de aguas termales minerales. El primero de estos manantiales contiene agua muy salada, a la que se atribuyen propiedades medicinales para el reumatismo y algunas enfermedades de la piel. El segundo manantial es predominantemente de color naranja debido principalmente a los sedimentos de óxido de hierro que arrastran sus aguas. El sitio se encuentra en Mazandarán, 95 km al sur de la ciudad de Sari y 7 km al oeste de la aldea Orost.

Baishuitai, Yunnan, China

A 2.380 m de altitud, las terrazas del río Baishui (Río Blanco) son el centro de la cultura Dongba del pueblo Naxi. Se dice que el fundador de esta cultura se asentó en la zona, tras el regreso de su viaje al Tíbet, para difundir sus creencias. Desde entonces, las gentes consideran las terrazas como un santuario. Y cada 8 de febrero, según el calendario lunar chino, día en el que se sitúa el inicio de la cultura Dongba, los lugareños se reúnen en sus alrededores para celebrar el festival Er Yue Ba (literalmente, «ocho de Febrero»). Ese día el pueblo Naxi canta, baila y sacrifica gallinas como ofrenda al Dios de la Montaña. El festival finaliza con la ceremonia de impregnado de las ramas de los árboles que rodean las terrazas con sangre de los animales sacrificados.

Huanglong, Sichuan, China

Este área de 3,6 km de longitud, que se dice parece un enorme dragón dorado que rueda por las montañas del valle, se conoce por balsas de colorido travertino formadas por depósitos de calcita. El paisaje lo forman diversos ecosistemas forestales, picos cubiertos de nieve, cascadas y manantiales termales. Huanglong es además hogar de diversas especies amenazadas, como la del panda gigante o el mono dorado de nariz chata de Sichuan. Además, en el lugar se descubrió una gran población de la especie endémica de orquídea Cypripedium plectrochilum. Huanglong se declaró Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1992 y reserva de la biosfera en 2000.

Kuang Si, Luang Prabang, Laos

Las cataratas de Kuang Si son un curso de agua de tres niveles, que se encuentra a unos 29 km al sur de la localidad de Luang Prabang, en Laos. Unas pequeñas balsas en la cima de una colina conducen en caída pronunciada hasta la catarata principal, con un salto de agua de unos 60 m. El agua fluye a una balsa de color azul turquesa antes de proseguir. Excepto en uno de los estanques, que es considerado sagrado, se permite el baño en la mayoría de los demás.

Mammoth Hot Springs, Parque Nacional de Yellowstone, Dakota del Sur, EEUU

Las fuentes termales de Hot Springs son un vasto complejo en una colina de travertino en el Parque Nacional de Yellowstone. La actividad termal aquí es extensiva tanto en el tiempo como en el espacio. Los flujos termales tienen una gran variabilidad con cambios a lo largo de días o décadas. La montaña de las terrazas de Mammoth Hot Springs es el arroyo con deposición de carbonatos más grande del mundo. La atracción principal es la terraza Minerva. Debido a una reciente actividad sísmica menor, la salida del arroyo se ha desplazado, lo que ha dejado secas las terrazas.

Havasu Falls Canyon, Arizona

Estas piscinas aterrazadas se producen cerca de la desembocadura del afluente Havasu en el río Colorado. Están situadas a 2,4 km de la localidad de Supai, dentro del territorio de la tribu de los Havasupai. Las cataratas consisten en un curso de agua principal que cae a una gran piscina por un acantilado vertical de 37 m. Debido al alto contenido de minerales del agua, particularmente de carbonato de calcio, responsable de la formación de travertino, las caídas son siempre cambiantes. A veces, incluso, llegan a romperse en dos tolvas separadas de agua. Otra consecuencia de la alta mineralización del agua es su color azul intenso.

Semuc Champey, Guatemala

En la localidad de Alta Verapaz, Guatemala, se encuentra el enclave natural Semuc Champey, o «donde el río se esconde bajo la montaña» en q’eqchi’, el más hablado y más extendido de los idiomas mayas, y el segundo en cantidad de hablantes del país. En medio de un espeso bosque tropical, Semuc Champey consiste en un puente natural de piedra caliza de unos 350 metros de largo, bajo el que desaparece una parte del río Cahabón. El resto de las aguas forma una gran cantidad de pozas de travertino de entre 1 y 3 m de profundidad. El color verde turquesa o jade cambia a lo largo del año en ellas con el clima, el sol y otros factores naturales.

Por Miquel Solís, arquitecto sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic