Published On: 08.06.2022|Categories: Nuevos productos|

Debemos a Arquímedes, matemático y científico de la antigua Grecia, la forma original que sirve de fundamento al diseño de este nuevo juego infantil. Se dice que fue en el siglo III a. de C. que Arquímedes descubrió una serie particular de 13 poliedros, conocidos hoy como «sólidos arquimedianos» o, también, poliedros semirregulares. Se trata de poliedros convexos que resultan de la combinación de polígonos regulares de dos o más tipos. Una de sus características más relevantes es la de que todos sus vértices se circunscriben en una esfera. De entre esos 13 sólidos arquimedianos hemos elegido el cuboctaedro como componente principal del nuevo diseño de juego infantil. El cuboctaedro es resultado de truncar un cubo hasta el punto medio de sus aristas, con lo que se obtienen 14 caras: las 6 del cubo, que continúan cuadradas, y 8 nuevas en forma de triángulos equiláteros. Con este poliedro semirregular hemos creado Polyhedric Land.

Polyhedric Land es un juego modular autoportante y escalable para niños, a partir de la repetición de un cuboctaedro de 1,5 metros de altura. Mediante una configuración en línea o mediante su apilado, conseguimos un espacio laberíntico tridimensional. Adicionalmente, cada uno de los lados del cuboctaedro presenta un vaciado en forma de ranuras o de huecos circulares, lo que, junto con los lados lisos, añade nuevas potencialidades al juego. Y en función del tipo de agrupado de poliedros, este sistema de juego modular prevé redes perimetrales de seguridad en altura.

Como consecuencia de nuestro diseño, tal como lo hemos presentado, Polyhedric Land es un territorio donde los niños pueden escalar, trepar, explorar su interior, esconderse y realizar otras muchas acciones según el dictado de su imaginación y sus deseos de diversión. Y, de esa manera, sin darse cuenta, desarrollan su psicomotricidad y sus destrezas colaborativas. Porque, aunque su diseño se fundamenta en las matemáticas y la geometría de un genio de la antigüedad, los más pequeños solo necesitan sus ganas de aventura para disfrutar de Polyhedric Land.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE