Published On: 28.03.2022|Categories: Noticias generales|

El Valle de Gagarin, en Armenia, bautizado así en honor del cosmonauta Yuri Gagarin, primer humano en orbitar la Tierra, está rodeado por las montañas del Cáucaso. En él habitan unas 11.000 personas repartidas en varios pueblos a lo largo y ancho de unas 18.000 hectáreas. El paisaje consiste en un mosaico de unas 10.000 parcelas de terreno, de las que aproximadamente un tercio son propiedad de la comunidad local. Pues bien, por encargo de la ONG armenia DAR Fundación para el Desarrollo y la Competitividad Regional, el estudio de arquitectura MVRDV, con sede en Rotterdam, Países Bajos, ha diseñado un plan maestro para convertir el valle en un paisaje versátil, sostenible y ecológico, y preparado para el futuro.

El proyecto pretende hacer del Valle de Gagarin un lugar no solo apto para la agricultura sostenible, sino para el ecoturismo y el recreo, donde la gente pasee, haga senderismo, monte en bicicleta o a caballo, y en el que, por tanto, resulte más atractivo vivir. Para ello propone crear instalaciones innovadoras y añadir unas 12.000 nuevas viviendas preparadas para el futuro. El primer paso hacia este valle autosuficiente es «abrazar la historia de la zona», en palabras de sus diseñadores y arquitectos.

Así, el proyecto prevé conservar y reforzar el mosaico de parcelas existentes, y mejorar el sistema hídrico en la que es una región seca. En este sentido, cuenta con la restauración y ampliación del trazado del río Hrazdan, que cruza el valle, en combinación con la construcción de un nuevo sistema de canales cubiertos. Por lo demás, propone el aprovechamiento de los embalses de las montañas para regar las tierras de cultivo. Con todo ello, se reducirá la evaporación, se mejorarán las reservas de agua y se sustentará la biodiversidad de la zona. Junto con la mejora de la gestión del agua, el plan establece la plantación de diferentes especies vegetales locales y la creación de nuevas zonas verdes, con más senderos para peatones y ciclistas, lo que hará el paisaje más atractivo visualmente y estimulará la diversidad económica.

Por otra parte, se aprovecharán y remodelarán los edificios existentes en las aldeas del valle (algunos de época soviética), para causar el mínimo impacto y evitar lo máximo posible el uso de materiales de construcción. Además, las granjas tradicionales armenias servirán de inspiración para las viviendas de nueva construcción, en las que se integrarán tejados verdes. En cuanto a otras infraestructuras, el plan maestro propone un centro educativo agrícola, un mercado, un centro comercial, un centro para las artes y un estadio para 4.500 asistentes.

La «visión» de MVRDV sigue las ambiciones del gobierno de Armenia, que está dispuesto a apoyar la agricultura sostenible y desea reactivar el turismo. Así, con esta transformación del Valle de Gagarin se pretende atraer a un número creciente de habitantes, entre diferentes grupos de población, entre ellos el de las nuevas generaciones de armenios.

Fuente e imágenes: MVRDV.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE