Published On: 15.02.2022|Categories: Noticias generales|

Durante nuestro trabajo, y también a través de esta pequeña ventana que abrimos al mundo de la arquitectura y el diseño en ocio, turismo y hospitalidad, prestamos gran atención a los nuevos métodos de construcción. Uno de esos métodos, cada vez más extendido, es el de la prefabricación. Sus ventajas respecto de la construcción tradicional son numerosas, entre ellas la de producir una menor huella de carbono y reducir los tiempos de entrega de los edificios y/o instalaciones. En esta ocasión hemos elegido un proyecto que, aunque se construyó hace unos años, resulta de gran interés por su diseño, su construcción y su ubicación. Se trata del hotel refugio de alta montaña LEAPrus 3912.

LEAPrus 3912 se sitúa a 4.000 metros de altitud, en el centro de la cordillera norte del Cáucaso ruso, en la cara sur del pico más alto de Europa, Monte Elbrus. La compañía italiana de arquitectura y diseño LEAPFactory realizó su construcción e instalación por encargo del Club de Montaña del Cáucaso Norte, organización rusa para el desarrollo del turismo en la región montañosa. Los cuatro edificios modulares de que se compone, completamente prefabricados en sándwich de resina y fibra de vidrio, fueron construidos en Italia y transportados después a Rusia. Los módulos llegaron en helicóptero hasta la cima, donde un equipo de técnicos altamente cualificados los montó y ensambló en unos pocos días.

Dos de los edificios del hotel refugio del Monte Elbrus ofrecen alojamiento y salas de estar comunes a hasta 49 montañeros. Un tercer edificio alberga un restaurante, y los alojamientos para el personal de servicio. En cambio, las duchas y los aseos se encuentran en un cuarto módulo de dimensiones más reducidas. Para hacer un uso eficiente de la energía y los recursos disponibles, los diseñadores y arquitectos recurrieron a diversas tecnologías: un sistema para derretir la nieve y suministrar agua al complejo, un sistema híbrido de producción de electricidad, un sistema de circulación de aire interno con recuperación de calor, iluminación LED, calefacción por suelo radiante diseñada para funcionar a bajas temperaturas, una planta de tratamiento de aguas residuales diseñada específicamente para trabajar a gran altura, etc. Por lo demás, todos los sistemas1 se regulan y controlan remotamente vía satélite, lo que asegura su gestión eficaz durante todo el año.

Así, LEAPrus 3912 responde a la búsqueda declarada de la compañía italiana de una «alternativa a la construcción tradicional que minimice el impacto negativo sobre la energía, el agua y los recursos, y que aumente el bienestar de los habitantes a un precio adecuado».

Podéis ver el espectacular proceso de construcción del hotel refugio en este vídeo:

Fuentes: ArchDaily, Dezeen, LEAPFactory. Imágenes: LEAPFactory.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: