Published On: 06.09.2022|Categories: Noticias generales|

El hormigón translúcido, un material que se desarrolló a principios de los años 2000, ofrece nuevas posibilidades en diseño y construcción de, entre otros, hoteles y resorts, centros comerciales y, en general, arquitectura para el ocio y el turismo, especialidad de Amusement Logic. Se trata de un hormigón especial, una solución novedosa que permite el paso de la luz y la percepción de la silueta de los objetos que se encuentran tras él.

El hormigón translúcido se consigue de dos maneras distintas, cada una de ellas con el resultado de características diferentes. En un primer caso, el hormigón translúcido se consigue con la incorporación en su composición de fibras ópticas. Este hormigón cuenta con filamentos de fibra óptica de un diámetro de entre 2mm y 2 micras, hasta en un 4% de su volumen, orientados entre las caras opuestas del elemento de construcción. El paso de la luz se consigue en la dirección de las fibras, mientras que en otras direcciones el hormigón permanece opaco.

A menudo, la que emplea hormigón con fibras ópticas es una construcción en masa que carece de armadura. Para los casos en que es necesaria, las barras de acero se sustituyen por barras de plástico transparente, con una resistencia similar, de forma que el hormigón mantenga su característica translúcida.

En cuanto a los hormigones translúcidos poliméricos, el conglomerante (cemento) se sustituye parcialmente por otro polimérico transparente. La translucidez se produce así, a diferencia del caso anterior, en todas las direcciones. En este tipo de hormigón queda visible el árido, que deberá ajustarse según la granulometría.

Existen diversas aplicaciones en diseño y construcción para estos hormigones translúcidos, ya sea en elementos estructurales, en decoración e interiorismo, en cerramientos, o en elementos escultóricos o de mobiliario. Además, se han desarrollado soluciones que incluyen aislamiento térmico integrado en este tipo de hormigones, de forma que puedan usarse también en fachadas. En cuanto a su coste, pueden llegar a alcanzar 5 veces el coste de un hormigón tradicional.

Por Jorge Laguna, jefe de la sección de estructuras del Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE