Published On: 13.10.2021|Categories: Noticias generales|Tags: |

Este año de 2021, el Premio Architizer A+Awards al proyecto del año fue para la cabaña ANNA, un diseño del holandés Caspar Schols. Su creación se remonta a 2016, cuando, tras finalizar un máster en ciencias por la Universidad de Ámsterdam, para responder a un encargo de su madre, se puso a la tarea de crear un concepto habitacional conectado con la naturaleza. Así nació el primer prototipo de una cabaña que ha llamado nuestra atención por su sencillez y belleza, por ser extremadamente acogedora y, sobre todo, por su versatilidad. Tal como expresa el portal electrónico donde se comercializa, «ANNA puede adaptarse totalmente a la ocasión, a tu estado de ánimo o al clima».

ANNA se compone de tres estructuras móviles corredizas superpuestas, una en el interior de las otras. La que se encuentra en el interior se compone de cubierta y paredes de cristal sobre un armazón de madera. Las estructuras exteriores las forman un tejado metálico y soportes y paredes también de madera. Todas las estructuras, construidas sobre ruedas de acero, se deslizan a lo largo de raíles guía. De esta forma, la cabaña permite cuatro configuraciones distintas, resultantes de la combinación de sus tres partes.

Su sólida construcción ha sido confiada solo «a materiales naturales de alta calidad». La madera de alerce siberiano, procedente de bosques sostenibles, viste el exterior, mientras que el contrachapado de abedul, de color claro, hace del interior un lugar confortable. La cabaña se fabrica en versión autosuficiente, con caldera calentada a fuego, sistema de energía solar y tratamiento de aguas residuales, o para su conexión a la red y el saneamiento. Dispone de un cuarto de baño con ducha y cisterna separada, bañera oculta en el suelo, cocina totalmente equipada y espacio para dos camas dobles.

ANNA es «sorprendentemente ligera», se monta y desmonta con facilidad y puede transportarse en un contenedor estándar a cualquier parte del mundo, todo lo cual facilita su instalación en las zonas más aisladas de la naturaleza. Según aseguran en su portal electrónico, «puede instalarse aproximadamente en 1,5 horas y retirarse con la misma facilidad después de que la cabaña ANNA encuentre una nueva ubicación». Por lo demás, no necesita una base de cimentación adicional en la mayoría de terrenos.

Nada mejor, para comprobar las virtudes de ANNA, que echarle un vistazo a este VÍDEO (realizado por Jonas Sacks y Harm van Vucht) :

Fuente e imágenes: Cabin ANNA (fotografías de Jorrit ‘t Hoen y Tonu Tunnel).

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: