Los jóvenes y la comunidad de la pequeña aldea de Jadgal, en el sureste de Irán, se pusieron de acuerdo con la ONG Iran-e-Man, que tiene como misión erigir escuelas en áreas desfavorecidas del país, para que les ayudasen a levantar una escuela rural en su localidad. Así, Iran-e-Man organizó un concurso que ganó el estudio de arquitectura iraní DAAZ Office. Para ello, fue necesario que su diseño y construcción cumpliera con varias exigencias: debía ser un proyecto de bajo presupuesto, participativo y con un enfoque de desarrollo sostenible. El resultado es la Escuela Elemental de Jadgal. Para llevar a cabo su construcción, según el diseño de DAAZ Office, el estudio recibió el apoyo, la implicación y el trabajo de toda la comunidad de Jadgal. El pueblo se unió para financiar los costes (las mujeres jóvenes tejieron y vendieron trabajos de costura), para definir los espacios y construir con sus propias manos el edificio.

Desde el punto de vista de su arquitectura, la escuela de Jadgal es un edificio sencillo, envuelto por un muro circular. Este muro se encuentra perforado por vanos curvos irregulares que se abren a las vistas del exterior, permiten el paso de luz, la ventilación y, lo más importante, se convierten en espacios lúdicos para el recreo, el juego y la reunión de los niños escolares. En el interior que limita el muro, alrededor de un gran atrio central también circular, se distribuyen como las cuentas de un collar los edificios destinados a aulas y servicios. Cuatro de estos edificios se destinan a las clases, mientras que los tres restantes hacen la función de oficinas, biblioteca y espacio de reunión. En cambio, en la zona de la entrada de la escuela, el muro circular se ensancha para albergar la conserjería, almacenes y un pequeño buffet.

Por lo demás, la escuela ha sido construida con hormigón y encofrados de poliestireno, sistema aislante y eficiente energéticamente, y revestida después con una mezcla de cemento y arena local. Este revestimiento previene la oxidación por lluvias, es de fácil reparación e integra a la perfección el edificio con su entorno. Su diseño y su construcción, como vemos, convierte a la Escuela Elemental de Jadgal en un proyecto sostenible, tanto desde el punto de vista medioambiental como social.

Fuentes: ROOM, Archdaily. Imágenes: Deed Studio.

También podría interesarle

SUSCRIPCIÓN:


Si quiero suscribirme


He leído y acepto las condiciones y términos de uso