Las viviendas unifamiliares que todavía se construyen de acuerdo con un diseño repetitivo, la una igual a la siguiente, convierten las calles, los barrios o los vecindarios en entornos poco estimulantes. Estas viviendas, levantadas con materiales estándar y sin opción alguna de personalización, reducen la libertad de elección de las personas llamadas a habitarlas, de forma que pueden decidir poco más que su ubicación en el deshumanizado conjunto general.

El desarrollo de la arquitectura contemporánea, con programas de diseño digital integral, la disponibilidad de nuevos materiales e innovadores sistemas de construcción, abre la puerta a amplias posibilidades de personalización, sin que estas repercutan en el coste final del edificio. El sistema de viviendas modulares prefabricadas MagiCube desarrollado por Amusement Logic, facilita la variabilidad del diseño de inmuebles unifamiliares. Permite a las personas decidir dimensiones, distribución, acabado interior y aspecto exterior de su vivienda. Todo el proceso a un coste reducido y con tiempos de construcción mucho más cortos de lo habitual. Un proceso suficientemente eficaz para hacer las viviendas asequibles al mismo tipo socioeconómico de usuarios que ocupan actualmente aquellos edificios producidos en serie en pro de la rentabilidad comercial.

Con el sistema modular MagiCube, los parámetros generales de diseño se flexibilizan. Sin embargo, los parámetros estéticos exteriores alcanzan con él una variabilidad casi infinita. Efectivamente, cada módulo permite la incorporación de una piel arquitectónica única, casi como lo son las huellas dactilares. Sin embargo, la función de la fachada exterior no solo es estética, sino que sirve también para el ahorro energético de la vivienda.

El sistema constructivo modular y prefabricado que presentamos hoy, se fundamenta en la combinación de seis unidades de madera laminada y cuatro tipos de conectores metálicos diferentes. El módulo básico tiene un tamaño de 5.500 x 2.280 mm (o 12,5 m2), y una altura en el interior de 2,6 m. La estructura permite la eliminación de columnas intermedias y los espacios abiertos de hasta 11 x 4,5 m. Cada módulo puede transportarse premontado o con los paneles sin ensamblar, dispuestos en horizontal. En configuración típica, dispone de material aislante de hasta 140 mm de espesor en suelos y techos, y de 100 mm en paredes. Por lo demás, hemos desarrollado un sistema propio de techado que admite una gran diversidad de diseños. El peso aproximado por módulo es de 4.500 kg. Los módulos se instalan fácilmente sobre cimentaciones previamente preparadas.

Para más información, no dejéis de visitar el portal electrónico de nuestra propuesta: magicube.es.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: