Published On: 14.01.2021|Categories: Noticias de la Empresa|

«Nos complace anunciar un apasionante proyecto de colaboración arqueológica en la ciudad de Benin, desarrollado y realizado como parte de la nueva iniciativa del Museo Edo de Arte del África Occidental». El Museo Británico daba así noticia de la mayor excavación llevada a cabo nunca en dicha ciudad del Estado de Edo, Nigeria. Además de la excavación, el proyecto incluye la construcción del museo sobre los terrenos donde se realiza. Desarrollado con el apoyo de la Corte Real de Benin, el Gobierno del Estado de Edo y la Comisión Nacional de Nigeria para Museos y Monumentos, el proyecto se enmarca en el contexto de un intenso debate internacional sobre la propiedad cultural y la restitución de objetos de arte.

El Reino de Benin fue uno de los estados precoloniales más importantes y poderosos de África Occidental. Formaba parte de la ruta de comercio que suministraba oro, marfil y otros productos, a través del Sahara, al norte de África y otros territorios más lejanos. Tras la llegada de los portugueses en el siglo XV, el Reino se convirtió en un importante socio comercial de los europeos. Sin embargo, con la conquista británica de 1897, la ciudad de Benin fue destruida y saqueada, lo que significó que miles de objetos de valor ritual y ceremonial se dispersaran por el mundo. Estos objetos forman parte ahora de la colección de numerosos museos del Reino Unido, Europa y EEUU.

El museo, creado por la firma de arquitectura Adjaye Associates, «revitalizará e incorporará» los vestigios existentes de las murallas, los fosos y las puertas de la histórica ciudad. Por lo demás, un consorcio de museos europeos, británicos y nigerianos, organizados como Grupo de Diálogo de Benin, trabaja para facilitar que el nuevo edificio acoja una exposición permanente de las obras de arte de Benin, tanto las que afloren en la excavación como las que se encuentran actualmente dispersas en otros museos del mundo. Con este gran proyecto arqueológico colaborativo, Nigeria y Reino Unido desean ofrecer una oportunidad más para «abordar la dolorosa historia de 1897», a través de la participación pública y el debate crítico.

Fuentes e imágenes: Museo BritánicoAdjaye Associates.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: