Published On: 07.11.2022|Categories: Noticias de la Empresa|

Los pozos canadienses, también conocidos como pozos provenzales (nombres que hacen referencia a la geografía donde empezaron a utilizarse), son dispositivos de climatización alternativa que aprovechan la energía geotérmica. Su funcionamiento se fundamenta en un principio básico: la temperatura ambiental del subsuelo es mucho más estable que la de la superficie.

Efectivamente, a una profundidad de 2 a 3 metros bajo tierra, las temperaturas permanecen estables, próximas a los niveles de confort, entre los 18 y los 24 ºC. De esta forma, si instalamos en el subsuelo, a esa profundidad, conductos de longitud según cálculo y hacemos circular el aire a través de ellos, este adquirirá la temperatura del terreno. Así, solo tendremos que conducir ese aire a la estancia o local de que se trate para su climatización.

Durante los meses de invierno, la temperatura en el subsuelo es mayor que la del ambiente exterior. Por ello, el aire procedente de fuera se calentará al circular por las tuberías subterráneas y, al conducirlo al interior de la estancia o local, ayudará a mejorar sus condiciones climáticas. En verano ocurrirá lo contrario: la temperatura del exterior es más elevada que la que encontramos bajo tierra y, de este modo, al pasar por las canalizaciones subterráneas, el aire se enfriará y entrará en el local con varios grados menos que el ambiente. Así, mejorará el confort del local y nos ayudará a reducir el consumo de aire acondicionado.

Amusement Logic, con el fin de mejorar la eficiencia energética de los proyectos de ocio y turismo en los que participa, estudia la aplicación de los pozos canadienses a diferentes espacios, entre ellos a los locales técnicos. A menudo, estos departamentos se encuentran enterrados, por lo es factible aprovechar el trabajo de movimiento de tierras para construir un sistema de pozos canadienses con el que generar un intercambio geotérmico y climatizar y ventilar esos locales de una forma pasiva. Con ello se minimiza la necesidad de unidades de climatización.

Por Francisco Lozano, ingeniero MEP en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic