La Piel del edificio: armonías formales

Estamos preparando un proyecto arquitectónico basado una vez más en la defensa de una arquitectura funcional y económica con una envolvente flexible y simbólica que llamamos la piel del edificio. Nuestra propuesta incorpora dos elementos conceptuales: la inclusión de vegetación y el equilibrio estético y armónico de las formas que componen la piel. Además el edificio, de uso académico, presenta rasgos propios de arquitectura sostenible, diseñada sobre estrategias de diseño pasivo para reducir la demanda de energía del edificio y con el propósito de establecer un compromiso entre la arquitectura y el medio ambiente.

Arquitectura de fachadas

La fachada del edificio se encuentra formada por pequeñas piezas que evocan la composición de una obra de arte abstracta, Los elementos formales de la fachada quedan dimensionados y dispuestos de forma armónica. Los huecos generados en la composición se materializan en superficies arqueadas que sustentan ajardinamientos.

La orientación del edificio está optimizada para las brisas y la ventilación natural. El patio interior del recinto facilita la penetración de luz natural en todo el edificio, mientras que la vegetación proporciona sombra. El jardín arquitectónico reduce la carga de enfriamiento en verano sombreando los edificios, efecto de manta verde que también reduce las cargas de calefacción en invierno, proporcionando un aislamiento adicional.