Published On: 07.04.2020|Categories: Artículos|

Para que un proyecto de negocio en el sector del ocio tenga posibilidades de éxito, el promotor debe tomar desde el principio, con sumo cuidado, una serie de decisiones relevantes. Las primeras de las resoluciones servirán para definir con claridad el proyecto y se materializarán en el Masterplan y el Plan de Negocio. Entre ellas, una decisión tan importante como las primeras, es la relativa a la ubicación o, lo que es lo mismo, la elección del terreno más adecuado. La identificación y evaluación de sus ventajas y desventajas serán ejercicios fundamentales para prever la viabilidad técnica y económica del futuro negocio. Con el fin de seleccionar con criterio y de manera científica un terreno apropiado para un proyecto de ocio, hemos desarrollado un método matemático basado en sistemas de decisión multi-criterio.

Ante cada una de las alternativas que se ofrecen, debe plantearse una serie de preguntas principales que agrupamos en tres categorías: externas, internas y legales. De entre las primeras, por ejemplo, nos plantearemos la siguiente: «¿el terreno tiene fácil acceso?». De la segunda categoría nos haremos preguntas de este cariz: «¿su forma es favorable para acoger el proyecto?». La tercera categoría suscitará preguntas del siguiente tipo: «¿a qué títulos catastrales pertenece el solar?». En total, nuestro cuestionario contiene 15 preguntas importantes que deben responderse de forma sistemática y que ajustaremos a los requisitos específicos de cada país y cada proyecto.

El siguiente paso será el que denominamos como «Ponderación». La ponderación la haremos en colaboración con el promotor y consistirá en conceder un peso específico a cada una de las categorías bajo las que se recogen las cuestiones, es decir, asignaremos valores porcentuales a cada una de aquellas, según tengan más importancia para el éxito del proyecto. Mediante otra serie de cálculos, obtendremos además una puntuación para cada una de las respuestas a las 15 preguntas y, finalmente, a través de la ponderación, un peso específico para cada una de ellas. Posteriormente, introducimos dichos datos en una tabla para cruzarlos. Las puntuaciones de cada pregunta se multiplicarán por la ponderación de criterio y los productos se sumarán para alcanzar la puntuación total de cada terreno. Así obtendremos un valor definitivo asignado a cada uno de ellos y el promotor podrá tomar una decisión de acuerdo con una valoración objetiva de las alternativas.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: