Published On: 05.01.2022|Categories: Nuevos productos|

Imaginad un lugar que esconda tras las puertas un mundo increíble de hábitats marinos, de paisajes sumergidos sorprendentes, de variados circuitos que explorar bajo el agua. Imaginad que basta con montarse en un autobús de línea, con toalla y bañador, para acceder a ese paraje y vivir experiencias subacuáticas o practicar el buceo con botellas de oxígeno. Pues bien, Amusement Logic hace realidad esta idea. Nuestra experiencia en diseño, arquitectura y tematización, así como en la reproducción de volúmenes naturales con rocas, nos inspira para crear los decorados, los pasajes, las estructuras necesarias. Lo siguiente es cubrirlas de agua y, combinadas con nuestras tecnologías para su tratamiento, voilá: Scuba School, una nueva instalación temática para el deporte del submarinismo y la aventura submarina en entornos urbanos.

Una atracción acuática para todos los públicos

Circuitos de distintos grados de dificultad permiten que los aficionados que desean aprender encuentren un itinerario adecuado para ellos, mientras que los expertos pueden disfrutar también del deporte con los recorridos más exigentes y las mayores profundidades. Así, en Scuba School los niños y jóvenes pueden iniciarse en el submarinismo y los expertos y quienes lo practican habitualmente tienen un campo para el entrenamiento y para nuevos retos. El entorno seguro e integrado de Scuba School es apto incluso para personas con diversidad funcional, que pueden así practicar una actividad muy saludable y beneficiosa para ellas. Y las inmersiones pueden ser diurnas o nocturnas.

Una instalación acuática accesible y sostenible

El submarinismo, que empezó en los años 60 como un deporte de élite, se ha hecho muy popular hoy en día, cuando lo practican millones de personas de todas las edades, géneros y condiciones. Esta popularidad ejerce una presión negativa sobre los ecosistemas submarinos del planeta. Así, el entorno artificial de Scuba School es una alternativa perfecta para la práctica del submarinismo sostenible, que ayuda a aliviar esa presión sobre el medio ambiente. Por otra parte, una gran proporción de los buceadores certificados en el mundo solo practican ocasionalmente este deporte, ya que deben realizar a menudo grandes desplazamientos a destinos de buceo remotos, alejados de las grandes concentraciones de población. Scuba School, cuyas instalaciones se encuentran en la proximidad de los centros urbanos, hace accesible el deporte a los aficionados que viven en ellos, por una parte, y, por otra, evita la huella de carbono de su desplazamiento a esos lugares remotos. Por último, los equipos necesarios para su práctica son caros y pesados. Sin embargo, en Scuba School los equipos están a disposición de cualquiera para su alquiler.

Un espacio acuático que integra las nuevas tecnologías

Las experiencias que proporciona Scuba School pueden ampliarse con la integración de diversas tecnologías audiovisuales, como pantallas LED, proyecciones o cascos de Realidad Virtual o Realidad Aumentada. El empleo de estas tecnologías redundará en experiencias siempre nuevas y, por tanto, en visitas repetidas.

Un desarrollo acuático viable

Por último, cada Scuba School es único y personalizado, con diseños y tamaños diferentes no solo según las tematizaciones elegidas, sino también según factores determinantes de su viabilidad, como por ejemplo el tamaño del mercado en su entorno. El objetivo último es asegurar el retorno de la inversión necesaria para su desarrollo en un plazo de entre 3 y 4 años. Al ocupar una superficie relativamente pequeña (típicamente de entre 500 y 1.000 m2), Scuba School puede instalarse fácilmente en el centro de grandes metrópolis como Toronto, Berlín, Madrid, Moscú o Pekín. Pero además, puede formar parte de atracciones de ocio existentes y proporcionarles valor añadido. Así, es un complemento ideal en parques acuáticos, temáticos o de aventura, centros comerciales, hoteles y resorts, campings, etc.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: