Published On: 28.05.2020|Categories: Noticias generales|

Corea del Sur es uno de los pocos países que no ha cerrado sus parques temáticos por causa de la pandemia de Covid-19. En él se encuentran dos de los más visitados del mundo: Everland, propiedad de Samsung, y Lotte World, perteneciente a la multinacional Lotte Corporation. Una de las primeras razones por las que el país se ha permitido una gestión de los parques única en el mundo es su respuesta a la crisis sanitaria. Desde el registro del primer caso, el 20 de enero, la respuesta de las autoridades de Corea del Sur se fundamentó en tres principios: testar, rastrear y contener.

El gobierno desarrolló en cuestión de días la capacidad de testar a entre 12.000 y 20.000 personas al día, en centros de prueba a los que se podía acceder en coche y sin cita. Puso en marcha asimismo centros ambulantes que efectuaban el test en 10 minutos y de forma gratuita. En menos de 24 horas los ciudadanos recibían en su teléfono móvil los resultados. A las personas que daban positivo se les pidió que informaran de los contactos con otras personas y de sus desplazamientos, una información que se complementaba con el rastreo de sus terminales telefónicos, de la grabación de las cámaras de seguridad y de las transacciones con tarjeta de crédito. Todos esos datos permitieron a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades emitir alertas en tiempo real sobre los lugares con presencia de personas infectadas antes de que estas lo supieran. Por supuesto, también fue necesaria la cooperación de los ciudadanos, a los que se pidió que pusieran en práctica el distanciamiento social, a la vez que se animó a las empresas a que permitieran el teletrabajo. Con casi 51,5 millones de habitantes, las cifras de afectados dan idea del éxito de la gestión: tan solo 255 fallecimientos y una curva de casos prácticamente en el nivel de 0 contagiados a día de hoy.

Sin embargo, aunque los parques temáticos del país están abiertos y en funcionamiento, en ellos se han implementado una serie de medidas de seguridad sanitaria. Las siguientes son las medidas excepcionales para la prevención del contagio por coronavirus en los parques de Corea del Sur:

  • – Es obligatorio el uso de mascarillas para acceder al parque, y se pueden comprar en su misma entrada.
  • – Se controla la temperatura corporal de cada visitante antes de entrar.
  • – Los usuarios disponen de dosificadores de gel desinfectante en distintos puntos del parque.
  • – La distancia de seguridad debe mantenerse en todo momento en sus instalaciones.
  • – Las atracciones y secciones del parque en las que no es posible la distancia de seguridad se han cerrado.
  • – Se han cancelado los desfiles y espectáculos.
  • – Los parques han reducido su horario de apertura. Everland, por ejemplo, cierra sus puertas una hora antes de que lo hiciera antes de la crisis.
  • – Por último, y de nuevo en el caso de Everland, el pase anual de sus clientes tendrá 30 días más de validez para compensarlos por las molestias.

Sin duda, las medidas en Everland y Lotte World servirán de ejemplo en todo el mundo para que aquellos parques que siguen cerrados, o que empiezan a abrir tímidamente, establezcan la «nueva normalidad».

Fuentes: Eldiario.es, ParquePlaza, Wikipedia.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: