Published On: 03.11.2020|Categories: Noticias de la Empresa, Noticias generales|Tags: , |

Las tecnologías de la información ofrecen nuevas posibilidades para el diseño y desarrollo de proyectos complejos como los que realizamos en Amusement Logic, sea hoteles o resorts, parques acuáticos o temáticos, parques de aventuras, parques de animales o cualquier instalación destinada al ocio. No importa lo innovadora que sea, como nuestros Canyoning Parks, o que se trate de proyectos de arquitectura en general. El Building Information Modeling (BIM), sistema con el que trabajamos día a día, es una de esas tecnologías.

Se trata de una metodología de trabajo, desde una perspectiva múltiple, integral y colaborativa, para definir de forma pormenorizada todos los aspectos de las disciplinas que forman parte del proyecto. El resultado del proceso es una colección de parámetros e informaciones que se acumulan y superponen en el espacio digital, que conforman el proyecto en sí y están disponibles para cada uno de los departamentos técnicos que trabajan en él. Sin embargo, si en sus inicios el BIM contaba con las 3 dimensiones del espacio, en su estadio más avanzado cuenta con 7 dimensiones. Es el BIM7D.

Cuando un cliente contacta con nosotros para comunicarnos una idea general de lo que desea realizar, ofrecemos la posibilidad del desarrollo BIM de su proyecto. En función de sus necesidades, pueden desarrollarse en el entorno BIM hasta 7 dimensiones:

-Así, empezamos por la 1ª dimensión: definimos la localización y, con ayuda de software especializado, preparamos bocetos e ilustraciones para precisar la idea con las primeras estimaciones de superficie, volumetría, zonificaciones y costes, así como un borrador de plan de ejecución.

-La 2ª dimensión corresponde al encaje técnico de la instalación mediante software 2D y 3D. Con ella toma forma gradualmente el masterplan, que incluye las principales edificaciones y los usos del proyecto.

-Llega entonces el momento de levantarlo en 3 dimensiones: ahora obtenemos una representación gráfica completa del proyecto. Al mismo tiempo, establecemos la coordinación entre todas las disciplinas: arquitectura, estructura, instalaciones…; así evitamos que se produzcan interferencias entre ellas y minimizamos los imprevistos durante la ejecución.

-Con la 4ª dimensión, introducimos en el flujo de trabajo la determinación y control de costes y gastos de construcción, informaciones fundamentales para establecer posteriormente la rentabilidad del proyecto.

-La 5ª dimensión consiste en la planificación temporal de la construcción, de manera que se puede tener una visión global del proceso. Esta dimensión resulta especialmente útil cuando se contratan nuestros servicios de Dirección de Obra.

-La 6ª dimensión del proyecto BIM contiene multitud de parámetros que definen las características físicas de los elementos modelados, lo que permite realizar simulaciones para diferentes propósitos, entre ellos los relacionados con la eficiencia energética, con su sostenibilidad y huella ecológica. El objetivo final es elegir las alternativas óptimas, más rentables y más sostenibles.

-Por fin, llega la hora de la 7ª y última dimensión: se trata de la proyección de la vida útil de la construcción, en lo relacionado con su uso y mantenimiento. En esta dimensión se incluye una previsión de las inspecciones, el desgaste de las instalaciones, las reparaciones necesarias, etc.

Así, con el BIM7D, definimos minuciosamente nuestras construcciones desde una perspectiva integral, todo ello sin haber colocado todavía el primer ladrillo. Una vez disponemos de todos los parámetros y dimensiones del proyecto, podemos colocar ese primer ladrillo con conocimiento de causa.

En este vídeo, veréis una muestra del aspecto de un proyecto BIM.

Fuentes: Espacio BIM, Building Smart.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: