Published On: 07.06.2022|Categories: Noticias de la Empresa|

En complejos de ocio y turismo tales como parques acuáticos y temáticos, FECs (siglas en inglés de Centro de Entretenimiento Familiar), campings, hoteles y resorts, centros comerciales, etc., conviven varios sistemas de sonido. Por un lado, se encuentran los denominados sistemas de «Public Address» (comunicación pública), destinados a transmitir avisos y/o instrucciones al público (por ejemplo, en casos de emergencia); por otro lado, necesitan también, en momentos puntuales, instalaciones de sonido específicas para espectáculos (conciertos, actuaciones, eventos, etc.); por último, disponen de equipos para los efectos sonoros de ambientación temática, encargados de la inmersión del visitante en la experiencia que el parque ofrece; por lo general, estos últimos deben producir el efecto inmersivo deseado y, al mismo tiempo, pasar desapercibidos.

Una de las primeras decisiones en el diseño de los distintos sistemas de sonido del parque acuático o temático, el FEC, el camping, el hotel o resort, el centro comercial, etc., es la elección de los componentes de la consola de sonido. Esta representa el centro neurálgico que controla y coordina los distintos sistemas de sonido. En dicha consola quedan integradas las fuentes de sonido, los equipos de amplificación y el controlador de volumen o mezclador, y desde ella parte la señal a los altavoces.

Otra decisión de importancia es la elección de los cables que transmiten la señal de sonido desde la consola a los altavoces. De acuerdo con la naturaleza de la señal, podemos optar por cables digitales o analógicos; a su vez, estos, según su capacidad de anular las interferencias externas, pueden ser balanceados o no balanceados.

La última etapa en el diseño de los sistemas de sonido presentes en parques acuáticos o temáticos, FECs, campings, hoteles o resorts, centros comerciales u otros complejos de ocio y turismo, consiste en la elección de los altavoces. Para esta decisión, tendremos en cuenta tanto la versatilidad requerida en su comportamiento sonoro como las características técnicas que requiera su ubicación o el tipo de sonido que vayan a reproducir.

Por ejemplo, si su función es la de generar un ambiente inmersivo, la instalación deberá contar con altavoces convencionales de dos vías, responsables de los sonidos de frecuencia más aguda, y complementarse con  altavoces de graves o «subwoofers», que se encargan de efectos de mayor profundidad, como rugidos, explosiones, disparos, etc., y hacen vibrar a los espectadores. La ubicación estratégica de estos equipos se determina desde el diseño inicial del proyecto, en coordinación con el paisajismo y la tematización, de forma que, una vez instalados, quedan perfectamente integrados y pasan desapercibidos para el visitante.

Por Darío Mazzolari Tortajada, ingeniero MEP sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE