Published On: 12.07.2022|Categories: Noticias de la Empresa|

Cada vez se da más importancia en los desarrollos urbanísticos de las ciudades a las zonas verdes y a la colocación de árboles en calles y bulevares. Desde un punto de vista general, los espacios verdes regulan la temperatura y la humedad, producen oxígeno y filtran la radiación solar. Al mismo tiempo, absorben los contaminantes de la atmósfera y amortiguan los ruidos del tráfico. Además, los ciudadanos encuentran en ellos un lugar ideal para pasear, relajarse y disfrutar del ocio y el tiempo libre. Por eso, las zonas verdes y los jardines hacen de las ciudades lugares más sanos y habitables, y son, por tanto, de gran importancia en los entornos urbanos.

En términos particulares, los entornos paisajísticos con amplias zonas verdes reportan a la ciudad y los ciudadanos los siguientes beneficios:

–Los árboles juegan un papel importante en el aumento de la biodiversidad urbana.

-La colocación correcta de los árboles alrededor de los edificios puede reducir la necesidad de aire acondicionado en un 30 % y las facturas de calefacción en invierno entre un 20 % y 50 %.

-La ubicación estratégica de los árboles en las ciudades ayuda a enfriar el aire entre 2 y 8 ºC, y reduce así el efecto de «isla de calor», es decir, la acumulación de altas temperaturas por la inmensa mole de hormigón y demás materiales que las absorben.

-Las investigaciones demuestran que vivir cerca y tener acceso a los espacios verdes urbanos mejora la salud física y mental.

-Por último, los árboles maduros regulan el flujo del agua y desempeñan un papel clave en la prevención de inundaciones. Por tanto, su presencia en número suficiente reduce los riesgos de desastre natural.

——————–
Por Ángel Ibáñez Pérez, modelador MEP sénior en el Dpto. de Arquitectura de Amusement Logic

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE