Published On: 25.02.2020|Categories: Artículos|Tags: |

Amusement Logic: Usted, todo un veterano en la gestión de parques, ¿cómo empezó en el sector?

Pedro Codina: Yo empecé en el año 95, 96, y fue pura coincidencia. Yo estaba en otro sector y tenía un conocido que era el director comercial de Aqualand Torremolinos. Había una vacante de jefe de ventas y me propuso ir. Fui creciendo en la empresa, hasta llegar a director de parque.

A.L.: ¿Qué le aportaron sus estudios?

P.C.: España es un país muy enfocado al turismo. Estudié Turismo en Málaga y he ido evolucionando dentro del sector turístico. El sector, obviamente, se va modernizando, hay nuevas líneas de negocios, pero al final, lo que es la base del turismo y del ocio es la misma. Se ha demostrado que el turismo es un motor de la economía a nivel global y que sigue teniendo mucho futuro. De hecho una de mis hijas también ha estudiado Turismo.

A.L.: Cuando se hace cargo de un parque, ¿qué funciones desempeña?

P.C.: Cuando llego a un parque que está en funcionamiento lo primero es analizar lo que están haciendo, intentar corregir posibles errores, mejorar los procedimientos y, en definitiva, optimizar el funcionamiento del parque y sus resultados.

Si hablamos de un parque de nueva creación, como en los que he estado últimamente en el extranjero, se trata de implantar el mecanismo de operación y gestión desde el principio. La responsabilidad de todos los aspectos del parque es mía al 100%. Desde la base de un presupuesto general, para la planificación financiera del parque, hasta involucrarte en el departamento de recursos humanos (desde el reclutamiento, el aprendizaje y la formación continua) para tener el mejor equipo posible, meterte en el departamento de operaciones y hacer todos los procedimientos de seguridad, los entrenamientos de los diferentes operadores, en tiendas, restauración, fotografía. En resumen, dirigir y supervisar todos los aspectos y departamentos del parque. Obviamente para lograr un buen resultado necesitas formar a un buen equipo. Si no, sería imposible, porque no llegas a todo.

A.L.: Hablando del extranjero, ¿en cuántos proyectos ha estado involucrado? ¿En cuántos países?

P.C.: Bueno, precisamente mi primera experiencia en el extranjero fue a través de Amusement Logic. Estaba trabajando en Mallorca, y entonces, un gran amigo que trabajó con vosotros en Rusia, me presentó y apareció un proyecto vuestro en Uyo, un pueblecito de Nigeria. De ahí salté a Vietnam. Allí estuve unos años, en un parque temático y en un parque acuático. Luego a Dubái; allí fue en un zoológico. Y el último, en el que he estado hasta hace un mes, fue un parque temático en Pakistán.

A.L.: ¿Hacia dónde cree que va la industria de los parques acuáticos en España y en el ámbito internacional?

P.C.: España es un país puntero en el sector de parques acuáticos, con parques que son referencias a nivel mundial. La diferencia que hay entre ahora y los años 90 es enorme. Ahora un parque no es un conjunto de piscinas con toboganes, sino que se busca que el visitante disfrute de la experiencia en su conjunto y se ofrece una gran cantidad de ofertas para todo tipo de público. Otro aspecto que también se ha desarrollado mucho es la tematización. Dotar a un parque de un hilo temático conductor es fundamental. La globalización también ha llegado al sector de los parques acuáticos y todos los parques buscan implantar los estándares internacionales. En muchos de los parques en los que he trabajado me han contratado no solo para conseguir buenas cifras de negocio, sino para la implantación de esos estándares internacionales: políticas de seguridad y buen hacer general que permitirán a los parques lograr sus objetivos y satisfacer las expectativas de los clientes.

A.L.: ¿Hay alguna cosa que podríamos hacer mejor en España respecto a la gestión de parques de todo tipo?

P.C.: Servicio. Yo creo que el servicio es fundamental, y cada vez más. En el mundo donde se imponen las multinacionales, también en el sector del parque, los parques independientes se deben diferenciar por dar un servicio excelente y personalizado al cliente. Los clientes son cada vez más exigentes y agradecen que se les cuide y mime cuando van a pasar un día a un parque. Eso pasa tanto en España como en el resto de los países en los que he trabajado. Las atracciones son importantes, pero dar buen servicio a los clientes, que el personal sonría, que no tengan que esperar en la cola de la comida y que el parque se preocupe de su bienestar son aspectos fundamentales en los que siempre se puede mejorar.

A.L.: ¿Cuál es su próximo proyecto, cuál será su próximo paso?

P.C.: Soy un enamorado de este negocio. Llevo 26 años ya. Me encanta salir, me encanta viajar, me encanta aportar mi experiencia en otros países y a nuevos proyectos. Una cosa que siempre me ha llenado muchísimo ha sido el enseñar a la gente cómo se gestiona un parque. Pongo el ejemplo de Vietnam: está metiendo casi cada fin de semana 25.000 personas y no han tenido ni un simple accidente en el parque, ni un simple problema. Esto es muy gratificante y un orgullo para mí. Cuando ves que los resultados son positivos, que la gente te llama y te agradece el esfuerzo, es lo mejor que tienes. Y el próximo proyecto espero que, independientemente de donde sea, sea también igual de gratificante.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: