Oasis urbano

edge
En climas calurosos, la imagen del oasis se relaciona mentalmente con una sensación de bienestar y descanso, es la recompensa para el aventurero después de una dura jornada de viaje.
Trabajamos en un proyecto de arquitectura que alberga en su interior un auténtico oasis, dotado de agua en movimiento, vegetación, espacios en sombra, zonas de descanso y relax.

Este elemento central vértebra y jerarquiza el uso del edificio: todas sus oficinas y espacios de trabajo gozan de vistas y accesos a las diferentes plataformas del oasis. Sus formas dinámicas y fluidas están inspiradas en las ondas que el viento provoca en la superficie de las arenas del desierto.

El oasis tiene una doble función:

Por un lado es capaz de crear un microclima refrescante gracias a la aplicación de criterios bioclimáticos pasivos (inercia térmica del terreno, control del soleamiento, humedad aportada por la vegetación, control de corrientes de aire).

Por otro lado se trata de un oasis urbano, un remanso de paz y tranquilidad en mitad de la ajetreada vida urbana, que ofrece descanso y zonas de relación a los trabajadores durante su jornada laboral.