Published On: 05.02.2024|Categories: Noticias de la Empresa|Tags: |

Es habitual que un promotor acuda a Amusement Logic y proponga un proyecto de ocio y turismo desde un punto de vista general y con unas mínimas concreciones. Posteriormente, entra en juego el Departamento de Diseño de Amusement Logic. A partir de ese momento, los elementos del proyecto comienzan a definirse, en estrecha colaboración con el promotor, y es frecuente que se enriquezca con nuevas ideas y propuestas. Así ocurrió precisamente con el proyecto que os presentamos, un destino turístico de gran complejidad, dividido en 4 alturas, con un sistema de cubiertas retráctiles que permite adaptarlo a las estaciones y, por tanto, cubierto y exterior al mismo tiempo.

Este destino incluye un hotel, un parque acuático con zona infantil y zona de adultos, spa, saunas, áreas de tratamiento y bienestar, y una profusión de instalaciones para el disfrute de aguas termales. Dado que se trata de un centro para el ocio de toda la familia, desde los más pequeños a los adultos y mayores, y que abarca todas las disciplinas del entretenimiento acuático, lo definimos de forma comprehensiva como un complejo turístico acuatermal.

Respecto a la distribución, lo dividimos de forma general en dos secciones: la que ocupa el hotel y la destinada a las áreas de actividad. Para sosiego y tranquilidad de los huéspedes, el hotel ocupa un margen lateral del proyecto, separado de las actividades por una gran plaza de acceso y los espacios cuya función es la de venta de entradas, cambiadores y vestuarios, guardarropa y taquillas.

El hotel, de 128 habitaciones y 4 plantas, alberga en su suelo las oficinas tanto propias como de administración del conjunto del complejo turístico. Además, el hotel cuenta entre sus instalaciones con un restaurante y un gimnasio. Y en su 3ª planta, un jardín elevado ofrece el encanto de la naturaleza a los huéspedes, con una parte cubierta a buen recaudo de los días de invierno y otra abierta al aire benigno de los meses de verano.

En cuanto a las áreas de actividad, las dividimos en tres grupos según su intensidad. Con este criterio, disponemos una zona de baja actividad en la que los visitantes y huéspedes encontrarán una piscina de relajación de grandes dimensiones, hidroterapia, camas de aire, jacuzzis, un río rápido, además de saunas y salas de relax y otros tratamientos para la belleza y el bienestar.

En los espacios de actividad media se encuentran 2 piscinas exteriores para adultos, una de ellas con un perímetro que imita la playa, ambas con bares accesibles desde el agua y más jacuzzis y camas de aire, así como los espacios que ocupan los restaurantes y sus terrazas y comedores.

Por último, en la zona de actividades de mayor intensidad, hemos reunido una piscina de olas, los toboganes acuáticos y sus piscinas de recepción y un espacio para los más pequeños con guardería y juegos infantiles, un Splash Pad y una piscina con toboganes acuáticos a su medida.

Como observáis, cuando afrontamos el diseño de un destino turístico acuatermal de tan grande complejidad, es un reto ineludible el de lograr un equilibrio entre todos sus componentes. Sin embargo, al situar en el centro, como punto de partida y como objetivo último al mismo tiempo, la comodidad y la experiencia deleitable de clientes, visitantes, turistas y huéspedes, el camino se hace mucho más sencillo. El diseño de este complejo turístico acuatermal no es sino un ejemplo de esa perspectiva.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE

Suscripción


Si quiero suscribirme


He leído y acepto las condiciones y términos de uso