Nuevo objetivo para los FEC: atraer adultos

Los centros de ocio familiar (FEC), espacios de entretenimiento, ofrecen actividades y experiencias relacionadas con la diversión y la relajación.

Las nuevas formas de entretenimiento no son solo para niños; de hecho, cada vez más se invierte en el desarrollo e innovación de nuevos conceptos lúdicos creativos e innovadores para jóvenes y adultos.

Los Centros de Ocio Familiar no son ajenos a ésta corriente y maximizan la diversión ofreciendo actividades nuevas y originales para adultos: todas las generaciones pueden disfrutar de la experiencia.

La competencia en este sector es muy fuerte, por lo que se ofrecen muchas actividades atractivas adaptadas a este nicho específico: deportes originales, actividades de team building, juegos de escape, realidad virtual… Las últimas tendencias del ocio al servicio del público adulto con el objetivo de que se sientan bien y quieran quedarse.

Esta tendencia se aprovecha para desarrollar nuevas ofertas y que los clientes vivan una experiencia única en una atmósfera especial: Menú gourmet que recuerda al menú infantil, fiestas temáticas o clases de deportes poco convencionales “atípicas”; todo pensado para que el cliente hable del lugar y quiera volver.

Dave and Buster’s, uno de los más famosos y líder de los Centros de Ocio Familiar invirtió en este segmento desde hace muchos años. Pero hoy por hoy, casi todo mercado siguen la tendencia. Los Centros de Ocio Familiar ya no están destinados a niños.

Para atraer a este nuevo nicho las estrategias son numerosas y variadas. Inflata Nation (Inglaterra), un parque de juegos para niños ofrece clases de deportes, fiestas de cumpleaños o días corporativos dedicados a adultos. Flight Trampoline Park (Springfield USA) ofrece un programa de puesta en forma y clases deportivas adaptadas a todos los adultos con horarios flexibles. En Dave and Buster’s (USA), la tendencia es retro y consiste en trasladar a los adultos a la infancia con una atmósfera alegre y agradable.

Todas estas nuevas actividades garantizan un aumento de visitantes y un interés constante en los Centros de Ocio Familiar. Los visitantes (niños y adultos) son seducidos por la experiencia y seguramente volverán para revivirla.