Published On: 08.03.2021|Categories: Artículos|Tags: , , , |

Al plantear el diseño, la construcción e instalación de parques y zonas de juego infantil, todo promotor debe a08segurarse de que se cumplen una serie de fundamentos para que el proyecto tenga garantías de éxito. Estos fundamentos se recogen ahora en un reciente informe del Comité Técnico de Buenas Prácticas de la Asociación Española de Fabricantes de Mobiliario Urbano y Parques Infantiles (AFAMOUR). Ya en 2016, esta organización reconoció a Amusement Logic como finalista en la categoría de fabricantes españoles, con motivo de su «meritoria actuación en materia de innovación y diseño» de juegos infantiles, por nuestra creación CloudLand. A lo largo de años de experiencia, hemos llevado a la práctica siempre las recomendaciones de AFAMOUR, tanto para CloudLand como para la gama de Waterparty, la variedad de Splash Pads, los Spray Toys y Spray Toons y, en general, todos nuestros juegos y parques infantiles.

El primero de los fundamentos para el éxito se refiere tanto al espacio disponible para el juego, como a su ubicación física. Así, el proyecto debe contar con una superficie suficiente para permitir «el movimiento, la actividad física y múltiples actividades lúdicas», y al mismo tiempo, idealmente, zonas de estancia y descanso de por lo menos el 20% de su totalidad. Además, debe prever una distancia al tráfico rodado de un mínimo de 5 m, y aportar elementos que sirvan de barrera física frente a él. También debe evitarse a toda costa la proximidad de fuentes de contaminación acústica y ambiental perjudiciales para los usuarios. Asimismo, es necesario que puedan practicarse accesos adecuados, si no los hubiera, que faciliten a ciudadanos de toda condición la entrada al lugar. Por último, el entorno debe estar habitado por un censo suficiente y disponer de infraestructuras de servicios, transporte, agua potable, electricidad, etc.

En cuanto a la organización del espacio del parque y la distribución de los juegos en él, es fundamental «prever los caminos y la circulación dentro de la zona de ocio, así como los accesos a los elementos de juego». La adecuada señalización de atracciones, zonas y servicios, ayuda a que la experiencia de los usuarios se desarrolle de forma organizada, eficiente y placentera. Otro detalle importante es la visibilidad entre las zonas de juego y desde las áreas de descanso, necesaria para que los acompañantes de los pequeños disfruten de una estancia más relajada. Otro aspecto esencial del diseño de las instalaciones de juego infantil es su accesibilidad; se ha de garantizar que personas con diversidad funcional puedan disfrutar de los juegos con los demás, sin segregaciones ni exclusiones.

Desde un punto de vista más general, debe considerarse el aprovechamiento y la priorización de «la presencia de la naturaleza», que aporta sombras, color, barreras orgánicas, belleza y, al mismo tiempo, «maximiza las horas y periodos de disfrute del parque», además de representar un valor añadido para el conjunto. Por otra parte, una correcta iluminación permite prolongar el disfrute de las instalaciones, incluidas las tardes de invierno. Asimismo, la variedad de atracciones debe tener en cuenta tanto las edades de los participantes, como su nivel de actividad. Así, los mayores deben encontrar retos que los motiven y les emocionen, y los más pequeños actividades adecuadas a su edad. Y en conjunto, la variedad y la distribución debe ayudar a que los usuarios jueguen entre ellos, con sus amigos y sus acompañantes. Así, el parque contribuirá al desarrollo de habilidades físicas, pero también sociales, cognitivas, emocionales y creativas, y, en definitiva, a la satisfacción de los usuarios.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: