Entrevista a Lola Salgado, Aquarama, Benicassim

Este mes tenemos la oportunidad de entrevistar a Lola Salgado, la directora del parque acuático de Aquarama.

Hablamos con ella sobre el parque, de cómo se preparan para una temporada intensa y de cómo ve el futuro del sector.

Parque acuático Aquarama, Benicassim

Aquarama nació en 1986, junto a otros parques acuáticos en España. Se abrió con aproximadamente 30.000m² que se han ido ampliando hasta los 45.000m² con los que contamos a día de hoy. Hemos tenido que ir adaptándonos al crecimiento de la demanda por parte de nuestro público, mayoritariamente residentes de Valencia y Castellón.

Eran finales de los 80 y los materiales, la tecnología y los procesos no eran los de hoy en día, por lo que siempre hay cosas que mejorar. Pero gracias al esfuerzo que desde el comienzo hemos realizado para que los usuarios disfruten en nuestro parque, hemos ido creciendo y superando los obstáculos.

Cómo he dicho anteriormente, nuestros clientes son principalmente locales, por lo que intentamos fidelizarlos a través del trato personal y ofreciéndoles nuevas experiencias cada año. Mantenemos el contacto durante el cierre del parque así que utilizamos todos los medios para comunicarnos. En internet con redes sociales, web, revistas digitales, pero también realizamos una importante inversión en el mundo offline a través de los soportes tradicionales y publicidad exterior.

Parque acuático Aquarama, Benicassim

Ofrecemos las atracciones más habituales en los parques acuáticos pero hemos apostado por diferenciarnos con atracciones poco comunes como son el caso del “Twin Twister”, “El remolino”, “El salto del diablo” o nuestro buque insignia, la lanzadera “Space Shot”, la cual es la atracción más demandada.

Reducir el trabajo de un año a 3 meses de apertura conlleva una preocupación porque tienes que estar al 100% y sin fallos para que todo salga bien. Es por ello por lo que hacemos mucho hincapié en la selección de nuestro personal, un equipo que en temporada alta es de 120 personas. Son también la previsión económica y sobretodo la meteorología,temas que nos preocupan pero que difícilmente podemos controlar.

En nuestro día a día es la seguridad y el mantenimiento lo que se lleva gran parte de nuestros esfuerzos. Velamos por el buen uso de nuestras instalaciones y contamos con todas las medidas de seguridad reglamentarias. Y aunque es en el capítulo de personal donde destinamos más recursos económicos, el porcentaje que supone el mantenimiento es siempre importante y elevado.

En el parque disponemos de todos los servicios habituales, con la gran ventaja para nuestros clientes de que se permite la entrada de comida y bebida además de que nuestro parking es gratuito.

Nuestro sector es muy sensible a los cambios económicos pero estamos sobreviviendo a una gran crisis, y aunque todo puede empeorar, somos optimistas por el momento.

El hecho de que nuestra actividad se desarrolle durante la época estival supone un handicap por la avidez de noticias que tienen los medios durante estos periodos que muchas veces son desproporcionados, pero intentamos estar al día y renovarnos constantemente para seguir siendo un parque seguro y atractivo para los usuarios.