Published On: 15.11.2018|Categories: Artículos|Tags: |

Conocer mejor a los clientes para proponer una oferta adaptada y satisfacer las expectativas de los turistas de todo el mundo es ahora un reto que ocupa un lugar central en las prioridades de los profesionales del turismo.

2017 cuenta con más de 1.320 millones de turistas en todo el mundo. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), esta tendencia debería seguir con un crecimiento de entre el 4% y el 5% este año.

Mientras que España ocupa el segundo lugar en el ranking mundial tanto por ingresos como por número de turistas, los clientes son cada vez más exigentes y ya no tienen las mismas expectativas. Hoy en día las tendencias turísticas requieren una recalificación de la oferta para satisfacer la demanda de nuevas necesidades de los viajeros.

De hecho, la inestabilidad de los países del norte de África ha permitido a España batir estos récords en el sector del turismo durante estos últimos años. Las grandes cadenas han podido realizar muchas inversiones para reposicionar sus ofertas, productos y servicios.

El turismo de «Sol y Playa» y el «Turismo festivo» han atraído a viajeros de todo el mundo, pero ahora los objetivos son más complejos. Los turistas quieren una experiencia personalizada que satisfaga perfectamente todas sus necesidades.

Las marcas deben cambiar su enfoque y forma de trabajar para desarrollar y proponer ofertas, estancias y actividades mucho más específicas y personalizadas.

Aparecen nuevos tipos de clientes que buscan servicios especializados como los Millennials, Baby Boomers, Dinks (términos inglés que significa una pareja con dos ingresos y sin hijos), Ecoturista, Bleisure (turista en un viaje de negocios)… Estos nichos de clientes tienen diferentes intereses y expectativas.

Los profesionales del turismo responden a esta demanda con una estrategia de diferenciación. Se basa en la innovación de la experiencia cliente ofreciendo una estancia a medida y única. Antonio Bauzá, subdirector de marketing de Barceló, agrega que “la transformación digital tiene herramientas únicas para conocer mejor los perfiles de los clientes.”

Hoy, todos los viajeros quieren una experiencia única, auténtica y exclusiva. Los turistas ya no quieren ser considerados como turistas, quieren «descubrir lugares y sitios como los locales». De hecho, buscan la inmersión total y el descubrimiento de nuevas culturas.

El rápido crecimiento del sector turístico en los últimos años no ha sido fluido. España necesita establecer planes estratégicos para cumplir con los nuevos desafíos y expectativas de todos los segmentos de clientes.

España tiene ventajas indispensables como la mezcla de naturaleza, cultura e historia y la capacidad de atraer visitantes de todo el mundo. Por ello los profesionales del sector están multiplicando las ofertas en torno a la cultura, la gastronomía e incluso la salud. Hoy en día, el modelo debe reinventarse para ofrecer una oferta de calidad y personalizada en un lugar único e inédito.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: