Published On: 09.01.2023|Categories: Artículos|Tags: |

En esta ocasión, nuestro entrevistado es un experto con más de 30 años de trayectoria en el sector del camping, del que conoce bien los entresijos a escala nacional y europea. Empezó como periodista especializado en una industria de la que siempre fue usuario, hasta hoy. Fundó posteriormente la publicación especializada Campireport, al frente de la que lleva 15 años como director y editor. Comparte con nosotros aquí una visión completa del estado de una sección de la hospitalidad que vive momentos de bonanza.

Amusement Logic: ¿Podría hablarnos de sus inicios y cómo llegó al sector del camping?

Agustí Valls: Comencé a dedicarme como periodista al sector del camping en 1991. Una editorial de prensa técnica con sede en Madrid me encargó desarrollar nuevos proyectos de revistas y creé CAMPITUR, que fue la primera publicación profesional del sector en España. Se editaba impresa en papel, con periodicidad bimestral. Con el paso de los años, decidí trabajar por mi cuenta y en 2007 creé CAMPIREPORT, la newsletter profesional que sigo editando y dirigiendo actualmente. Me dediqué al sector del camping porque lo conocía como usuario y siempre me ha gustado como opción de alojamiento turístico. He realizado estancias en campings con mi familia desde hace muchos años y tuve mi propia caravana. Actualmente las sigo realizando en bungalows.

A.L.: ¿Qué es y cómo surgió Campireport?

A.V.: CAMPIREPORT es una newsletter cuyo objetivo es dar información de utilidad a los profesionales de los campings en su actividad cotidiana. Desde el principio se diseñó como medio en línea, por entender que es el canal más eficaz para transmitir esta información. Llega a propietarios y directores de campings de toda España, así como a proveedores del sector y otros profesionales vinculados con él. CAMPIREPORT ha sido para mí la culminación de la actividad que inicié en CAMPITUR hace ya 31 años.

A.L.: Como experto, ¿podría hacernos un retrato del sector del camping en España?

A.V.: El sector del camping en España, si bien no tiene la misma dimensión que el hotelero en número de establecimientos, sí está ganando peso específico, año tras año, en clientes alojados y pernoctaciones. De hecho, en algunas comunidades autónomas ya es la primera opción de alojamiento turístico. Actualmente hay unos 1.250 campings en España, una cifra muy inferior a la de países como Francia, que supera los 8.000, pero entre ellos están algunos de los mejores de Europa, concentrados sobre todo en la costa mediterránea.

En los últimos años, el sector ha venido evolucionando hacia el concepto resort, con alojamientos e instalaciones de ocio de altísimo nivel. Con la pandemia, mucha gente ha puesto en valor la naturaleza, el aire libre y los grandes espacios, justamente lo que ofrecen los campings, que están ganando nuevos clientes en el mercado nacional. Todo esto ha captado el interés de grupos inversores, algunos de ellos vinculados al sector hotelero, acelerando las operaciones de compraventa de campings. De todos modos, aún hoy el sector sigue estando compuesto mayoritariamente por pequeñas empresas familiares y la presencia de cadenas y grupos, si bien está creciendo notablemente, sigue siendo minoritaria.

A nivel asociativo, la principal entidad es la Federación Española de Empresarios de Campings (FEEC), que agrupa a la mayoría de asociaciones territoriales. Entre éstas últimas, las de mayor peso dentro del sector son la Federación Catalana de Campings y la Federación de Campings de la Comunidad Valenciana.

A.L.: También nos gustaría saber las similitudes y diferencias entre el sector del camping de nuestros vecinos, Francia y Portugal, y el de España.

A.V.: Aparte de la distinta dimensión del sector en estos países, por número de establecimientos, la evolución está siendo la misma. Francia marca siempre la pauta en las transformaciones del sector del camping. Fue pionera en implantar bungalows y luego lo fue también en convertir las piscinas tradicionales en espacios de ocio acuático. Además, es el principal mercado de las cadenas y grupos, que empezaron a crearse allí hace ya muchos años y tienen actualmente una notable presencia.

A.L.: Hablemos ahora del público de los campings españoles: En qué medida es local o internacional, los grupos de distinto nivel socioeconómico y su evolución a lo largo de las últimas décadas.

A.V.: La clientela de los campings españoles varía en función de las zonas geográficas. En la costa mediterránea, la clientela extranjera tiene un gran peso específico, en especial franceses, alemanes, británicos y neerlandeses. En otras zonas, sobre todo en el interior y la montaña, la clientela nacional es mayoritaria. En cuanto al nivel socioeconómico, hay una gran diversidad. Hoy en día los campings alojan desde familias que acuden con su propia tienda o caravana, hasta otras que viajan con autocaravanas de alta gama, o aquellas que alquilan bungalows mobil-homes. La gama de precios es muy diversa, adaptándose a todos los presupuestos. En los últimos años, tendencias como el glamping (glamur en el camping) atraen a nuevos clientes que nunca habían ido a un camping.

A.L.: ¿Qué regiones del país cuentan con más implantación de este tipo de oferta de hospedaje?

A.V.: Cataluña es claramente la principal región en cuanto a oferta de campings, por número de establecimientos, dimensión, pernoctaciones y nivel de calidad. Le siguen la Comunidad Valenciana y Andalucía. También hay campings en las demás comunidades autónomas, pero en menor número.

A.L.: ¿Qué papel conceden los campings españoles a las instalaciones de ocio y entretenimiento y cuáles son las más habituales?

A.V.: La importancia de las instalaciones de ocio en los campings es cada vez mayor, hasta el punto de que en muchos casos constituyen un factor diferencial para captar clientes. Las piscinas y espacios acuáticos son un buen ejemplo. Hoy en día, un camping que quiera ser competitivo en el sector debe tener zonas acuáticas modernas, con todo tipo de equipamientos de ocio. Las clásicas piscinas rectangulares de antaño ya no sirven, puesto que los clientes esperan más. Además de los espacios acuáticos, los campings también están mejorando sus parques infantiles y las áreas deportivas, entre otros equipamientos.

A.L.: ¿Cómo suelen enfocar sus políticas de inversión? O, en otras palabras, ¿cómo gestionan la innovación y renovación de las atracciones y servicios?

A.V.: Los campings líderes, aquellos que marcan tendencia en el sector, saben que deben invertir cada año para mantener su competitividad. Una vez finaliza la temporada, normalmente al acabar el verano, deciden las próximas inversiones y empiezan las obras de reforma e instalación de nuevos equipamientos. Si un camping deja de invertir, en poco tiempo pierde gran parte de su competitividad.

A.L.: ¿Cuáles de las novedades más recientes son las que se consolidan?

A.V.: En el ámbito de los alojamientos, la tendencia glamping está teniendo una gran aceptación entre los campings y por parte de los clientes. Las tiendas safari, que son características de esta tendencia, están presentes cada vez en más campings. Y también están evolucionando muy positivamente tanto el diseño como el nivel de equipamiento de los bungalows mobil-homes. En otros ámbitos, los espacios de ocio acuático son claramente las instalaciones que están teniendo mayor demanda por parte de los campings. Y también se observa un incipiente interés por la tematización, tanto de alojamientos como de piscinas, restaurantes y otras instalaciones.

A.L.: ¿Qué papel tienen las nuevas tecnologías en la transformación del mercado?

A.V.: Tienen una importancia capital. Hoy en día son básicas para la gestión de los campings. Por un lado, a nivel interno, con herramientas en línea cada vez más sofisticadas en ámbitos como las reservas, el control de accesos, la gestión de consumos energéticos y otros. Y a nivel de relación con el cliente, internet y las redes sociales han creado un nuevo entorno que facilita esta relación, la hace más próxima y contribuye a su fidelización. El relevo generacional que se está dando en muchos campings favorece este creciente uso de las nuevas tecnologías.

A.L.: Por último, ¿cómo ve el futuro del sector del camping en España?

A.V.: Sin temor a exagerar, puede afirmarse que el sector del camping en España está pasando por un gran momento. Es un sector maduro, con más de seis décadas de trayectoria, una clientela muy fiel y nuevos clientes que están llegando año tras año. Su nivel de calidad, en términos generales, es de los mejores de Europa, sobre todo en el caso de los campings de la costa mediterránea. Es un sector con una gran capacidad de adaptación a las diferentes coyunturas económicas, una constante renovación de instalaciones y una competitividad cada vez mayor frente a otras opciones de alojamiento turístico. Para las familias con niños, en concreto, es sin duda la mejor de las opciones. Todo ello, más la creciente entrada de grupos inversores con capacidad para dar un paso más en cuanto a calidad y nuevas propuestas de ocio, dibuja un futuro ciertamente positivo.