Se trata de un nuevo concepto de circuito de aventura y equilibrio, caracterizado por un único carril de pendiente y dificultad variable, inspirado en la famosa cinta del matemático Moebius.

A diferencia de los circuitos convencionales de tirolinas y plataformas, donde el usuario necesita de un arnés de seguridad ligado a una línea de vida, en nuestra propuesta se experimenta el recorrido sin arnés, gracias a las redes de seguridad que envuelven el trazado.

El carril Moebius está fabricado con nuestro exclusivo material 3DTECH, idóneo por su ligereza y flexibilidad para potenciar las habilidades psicomotrices tanto de niños como de adultos. Los niveles de dificultad a lo largo del itinerario son variables en función de los complementos incorporados, que pueden ser plataformas de descanso, escalones, esferas de equilibrio, muros de circulación lateral o cuerdas cruzadas para esquivar. El circuito dispone de dos toboganes helicoidales de salida a distintas alturas, para incrementar la jugabilidad de la instalación.

Una propuesta muy familiar, apto para todo tipo de edades y donde se potencian los aspectos colaborativos intergeneracionales.