edge
Hemos hablado del concepto de tematización y de su importancia en proyectos de ocio a lo largo de anteriores newsletters de Amusement Logic. Hemos relacionado la tematización con el paisajismo y la arquitectura, con el correcto diseño conceptual de todo un entorno que el visitante/espectador va a admirar con sus cinco sentidos.

El visitante de un centro de ocio, sea parque acuático, temático, FEC o cualquier otro, se dispone a descubrir lugares, entornos y en definitiva, escenarios, que conforman un universo ficticio con el objetivo de transportarlo a una experiencia alejada de la rutina de su vida diaria. Efectivamente, durante el proceso de diseño la escenografía se relaciona directamente con la arquitectura.

La palabra “escenografía” incluye en su definición todos aquellos recursos necesarios para el diseño y creación de un entorno de ficción e imaginario en el que se produce una representación teatral. En esta representación interviene un diseño de vestuario, de iluminación y de sonido acordes con cada universo ficticio. Efectivamente, hablamos en general de escenografía cuando nos referimos a escenarios teatrales, de cine o TV, pero hemos de tener en cuenta que estas formas contemporáneas de creación de universos ficticios escénicos beben históricamente de fuentes arquitectónicas. Recordemos que la escenografía ha sido denominada históricamente con términos como “arquitectura teatral”.

En este sentido, la escenografía no representa solo un paisaje sino un lugar para la acción. Un atractivo guión, la entrada en escena de personajes relacionados con la historia, y el hecho de que el visitante se convierta en personaje y tenga un papel principal son elementos indispensables en la experiencia global del visitante de un complejo de ocio.