La Asociación Europea de Fabricantes de Atracciones (EAASI) fue creada en 1981 por las asociaciones nacionales de Francia, Alemania, Benelux, Suiza, Italia y Rusia para representar los intereses comunes de esta industria a nivel europeo y coordinar acciones para mejorar la imagen del sector. Uno de sus primeros logros fue agrupar las diversas ferias nacionales que se celebraban hasta entonces en una única feria europea de atracciones, la Euro Attractions Show (EAS).

Las primeras dos ediciones se celebraron en Londres en 2000 y 2001. En 2002 coincidió con la feria alemana Interschau en Düsseldorf, lo cual explica el récord de asistentes. Después tuvo unos años de estancamiento, en gran parte por los tradicionales desacuerdos entre europeos. Tras un batacazo estrepitoso en Viena fue absorbida por la Asociación Internacional de Atracciones y Parques (IAAPA), una organización más eficaz y con ansias de expandirse fuera de los EEUU. Los nuevos dueños cambiaron las fechas de celebración de principios de año al otoño, por lo que en 2008 hubo dos ediciones: Niza en enero y Munich en octubre.
edge
Si plasmamos los datos históricos de expositores y visitantes de esta feria en un gráfico, podemos sacar unas conclusiones interesantes:

1) unir la feria a otro evento es positivo (en 2002 coincidió con la feria alemana Interschau)
2) repetir dos años consecutivos en el mismo lugar no es recomendable (Viena 2005-2006)
3) los visitantes prefieren lugares nuevos y cálidos (Sevilla 2007, Roma 2010) o fríos pero divertidos (Amsterdam 2009 y 2014)

Esto explica el fracaso de la edición de este año en Goteborg (aunque haya sido un buen lugar para los escandinavos) y predice un éxito para el año que viene en Barcelona: una ciudad de moda a nivel internacional y en la que aún no se ha celebrado este evento.