Uno de los mejores oráculos del futuro económico mundial está muy relacionado con el turismo: las previsiones de ventas de aviones de pasajeros. Lanzar un nuevo modelo lleva décadas de desarrollo, requiere enormes recursos financieros y humanos y está sujeto a incertidumbres demográficas, tecnológicas y regulatorias. Y todo ello de forma mucho más acentuada que en cualquier otro sector (salvo quizás el de la energía nuclear) por lo que hace falta una buena bola de cristal.

Compañías como Airbus o Boeing planifican en ventanas muy amplias, hasta a 20 años, lo que parece una labor de adivinos. Resulta interesante leer sus últimos informes (Airbus Global Market Forecast 2016-2035 y Boeing Current Market Outlook 2015-2034) donde se puede observar que ambos fabricantes han aumentado recientemente sus previsiones de ventas a largo plazo.
edge
Hay un detalle muy llamativo: las ventas aumentarán sobre todo en el segmento de aeronaves de tamaño medio, las que sólo tienen un pasillo y se asignan a trayectos de distancia media. Un indicador de que las mayores oportunidades se encuentran en el turismo intra-regional (dentro de cada zona del planeta), y no tanto en los largos recorridos. Un dato útil para los demás actores en nuestra industria del turismo.