Los veraneantes que llegan a la costa del Sol encuentran una variada oferta gracias a más de medio centenar de recintos consagrados al entretenimiento.


Los negocios vinculados al ocio en la Costa del
Sol esperan un verano bueno pese a todo.

La oferta de ocio

Instalaciones: En la provincia de Málaga hay más de medio centenar de empresas especializadas en entretenimiento. De este número, una veintena son parques de ocio, que se ubican principalmente en la Costa del Sol Occidental, en la franja entre Torremolinos y Marbella.

Visitantes: Los recintos de la Costa recibieron en 2007 tres millones y medio de visitas, según los datos de la Asociación de Parques Temáticos de la Costa del Sol (Apeco).
Facturación: Estos negocios generaron el pasado año un movimiento económico de 115 millones de euros.

Empleo: Alrededor de 1.600 puestos de trabajo directos. En verano, las plantillas aumentan para afrontar la temporada alta.

Recintos principales: Sea Life, Selwo Marina, Selwo Aventura, Teleférico Benalmádena, Tivoli, Cocodrilos Park, Aqualand, Aqua Mijas, Aqua Velis, Aula del Mar de Benalmádena Costa, Bolera Big Fun, Plaza Mayor, Centro de Equitación El Ranchito, Costa del Sol Cruceros, Sala de Fiestas Fortuna, Casino Torrequebrada, Zoo de Fuengirola, Funny Beach Marbella, Cueva del Tesoro, Lobo Park y Born to be Wild.

Quien más, quien menos ya está pensando en sus próximas vacaciones. Las apreturas económicas harán que muchos decidan quedarse cerca de casa y no gastar en viajes a países lejanos. Y es que en la Costa del Sol hay una variada oferta de ocio, más allá del tradicional sol y playa. Los parques temáticos son una elección perfecta para pasar un rato de diversión. Cocodrilos, delfines, leones marinos, elefantes, jirafas o tigres son sólo algunas de las decenas de especies que habitan en los diferentes parques zoológicos de la Costa del Sol. Para los que no sean tan fieros, en el catálogo de posibilidades también hay un teleférico, el parque de atracciones Tivoli World y los parques acuáticos de Torremolinos, Mijas y Torre del Mar.

Pero la oferta es mucho más amplia. Y es que la industria del entretenimiento en la provincia suma más de medio centenar de empresas y mueve 115 millones de euros al año, según datos de la Asociación Provincial de Empresas y Centros de Ocio de la Costa del Sol (Apeco).

Concentración geográfica

Entre Torremolinos y Marbella se concentra el mayor catálogo de posibilidades. «Por la mañana puedes ir a la playa, al mediodía a un acuario o a un zoológico, por la tarde a un parque de atracciones y por la noche al casino moviéndote diez kilómetros», explica el presidente de Apeco, José María Yagüe. En efecto, sólo en Benalmádena existen dos acuarios, un teleférico, un casino y el parque de atracciones más veterano de la Costa del Sol, Tivoli. Durante estos días, todos estos recintos engrasan la maquinaria para recibir la gran avalancha de turistas, aunque en algunos casos, la afluencia de visitantes se deja sentir más en los meses de primavera.

«La Costa del Sol no cuenta con un gran parque de atracciones de destino. Hay una oferta diversa y específica, pero que en todos los casos es complementaria al destino», opina Yagüe, que es propietario, entre otros establecimientos, del centro de equitación El Ranchito, en Torremolinos. A su juicio, en Málaga «no hay hueco para un gran parque temático, del tipo Terra Mítica, Port Aventura o Isla Mágica». «El atractivo del destino no es el parque temático en sí, como pasa en esos otros lugares», detalla el presidente de Apeco.

Precisamente esta característica es la que explica que en la Costa funcionen tan bien estos recintos, que durante el pasado año atrajeron 3,5 millones de visitas. «En Alicante, Sevilla o Tarragona, los touroperadores ofrecen el parque temático y poco más. Por eso las expectativas de visitantes no se han cumplido en los últimos años», opina Yagüe.

Por su parte, el secretario de Apeco y director del recinto Cocodrilos Park, Enrique Prieto, considera que si en la Costa del Sol se instalara un parque temático del tipo Disneyland París, «no recibiría suficientes visitantes para amortizar los enormes costes que conllevaría su apertura». Respecto a esta temporada, Prieto señala que están «animados y confiados» en que se pueda enderezar el año, «que comenzó muy flojo», dice.

«La Semana Santa ha sido muy pronto, y se ha notado. Mayo está yendo algo mejor de lo esperado. Ojalá continúe la tendencia», matiza Yagüe, quien destaca que la caída del turismo extranjero –principalmente el británico, como consecuencia de la pérdida de valor de la libra esterlina respecto al euro–, puede ser compensada por la llegada del AVE a la capital malagueña.

Público heterogéneo

El público objetivo de estos parques temáticos varía, aunque en líneas generales, son mayoría los turistas extranjeros. «Entre los malagueños no hay demasiada cultura zoológica», se lamenta Prieto. En el caso de los tres recintos que tiene el Grupo Parques Reunidos en la provincia–Selwo Aventura, Selwo Marina y el Teleférico de Benalmádena–, la clientela es mayoritariamente nacional en los dos últimos casos, y foránea en el primero. En conjunto, estos tres parques recibieron en 2007 600.000 visitas, una cifra que su directora, María José Marañón, confía aumentar en unos 21.000 durante este ejercicio.

Para esta temporada, Parques Reunidos ha invertido un millón de euros en la ejecución de mejoras en sus tres recintos. El próximo 5 de junio, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, inaugurará en Estepona el ‘Hábitat de los Linces’. Además, ha incorporado a su catálogo, formado ya por dos mil ejemplares de doscientas especies, al tití pigmeo –el primate más diminuto del planeta– y varias gacelas cuvieri.

En el caso del Zoo de Fuengirola, las visitas en 2007 crecieron a un ritmo del 2%, hasta situarse en 106.000. Su director, Francisco García, destaca el «pionero y revolucionario» sistema empleado en este recinto desde su reapertura en 2001. Se basa en el concepto de la ‘zoo-inmersión’, que consiste en que los animales conviven en semilibertad, sin jaulas ni barreras artificiales. «Los diferentes hábitats están separados de forma natural, con vegetación», comenta García, quien confía en que los meses de verano sean buenos, aunque advierte que ya se ha detectado este año una caída del gasto en restauración del 5% debido a la crisis.

Los acuáticos, un clásico

Otra de las fórmulas de ocio más exitosas de la Costa del Sol son los parques acuáticos, de los que hay tres en la provincia, ubicados en Torremolinos, Mijas y Torre del Mar. Sólo estos recintos atraen a más de medio millón de turistas, sobre todo extranjeros. Estos negocios centran su actividad entre los meses de junio y septiembre.

Aunque el éxito de estos parques de ocio es evidente, también hay ejemplos de lo contrario. El parque botánico y ornitológico Senda El Retiro, en Churriana, cerró el pasado año tras llevar abierto apenas veinte meses. Su apertura supuso un gran esfuerzo, con el fin de incluir a seis mil animales de cuatrocientas especies. En Torremolinos, Magic Palace, una instalación única en Europa, cerró hace un año tras la negativa de su socio principal a continuar con el negocio, que requirió una inversión de cinco millones de euros y se construyó sobre una parcela municipal.

SUR

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Amusement Logic

Empresa especializada en el diseño, arquitectura, ingeniería, y construcción de parques acuáticos, parques temáticos, parques de animales (tales como zoológicos y acuarios), parques de aventura, parques extremos, piscinas tematizadas MultiAction, tematización y decoración, desarrollos especiales de resort hoteles, proyectos turísticos , y urbanos.