Faunia asegura en su publicidad que tiene uno de los ecosistemas polares más completos de Europa. Entre sus atracciones cuenta con varias especies de pingüino, manatíes caribeños, focas, osos marinos y linces. Pero la oferta de este parque biológico situado en el distrito de Vicálvaro no parece ser suficiente para los visitantes.

Los parques temáticos viven momentos de estrecheces. Sus ingresos han caído cerca del 7% el último año, según datos de la consultora DBK. Y Faunia no es una excepción. El parque madrileño registró pérdidas durante los dos últimos años. Caja Madrid es el principal accionista de la empresa que gestiona el parque, ya que posee el 86,2% del capital.

La entidad financiera ha decidido alquilar a Parques Reunidos la gestión de Faunia a cambio de un millón de euros anuales durante 15 años. El contrato contempla el compromiso de mantener todos los puestos de trabajo existentes, según el comunicado que publicó ayer Caja Madrid. En la misma nota Parques Reunidos manifiesta su intención de adquirir en un futuro el 100% de las acciones de Faunia. Este operador de centros de ocio cuenta en la región con la gestión del Parque Warner, el Parque de Atracciones, el Zoo Aquarium, el Teleférico y dos Aquópolis.

Parques Reunidos es el segundo mayor operador de complejos de ocio en Europa y uno de los más importantes del mundo. Posee 28 parques de atracciones y temáticos, 11 de ellos en España. Sus centros reciben más de 12 millones de visitas al año. Este operador es propiedad de la firma británica de capital riesgo Candover, que compró hace un par de años la empresa de origen español Parques Reunidos.