Los Ríos Lentos son una de las atracciones fundamentales en un parque acuático. Se trata de un canal por donde discurre una corriente de agua, que sigue un recorrido sinuoso alrededor del parque.
Los usuarios pueden viajar por él subidos en un flotador, caminando o simplemente dejando su cuerpo flotar en el agua. Durante el trayecto del río puede haber zonas más tranquilas o zonas más activas con sorpresas como atracciones de “spray”, diferentes tipos de corriente, olas, etc.

Un Rio Lento requiere el movimiento de un gran caudal de agua, y los equipos tradicionales suelen requerir grandes inversiones, tanto en equipamiento como en estructuras, redes hidráulicas, etc., Además, debido a su bajo rendimiento, requieren mucha energía eléctrica para generar el movimiento del agua.

rio lento

Siendo conscientes de estos puntos débiles de esta clásica atracción, y siguiendo nuestra política de diseño de negocios rentables para nuestros clientes, seguridad para los usuarios y de respeto por el medio ambiente; nuestro departamento de i+d ha desarrollado un nuevo equipo para el movimiento de las grandes masas de agua de los río lentos.

Con este nuevo sistema conseguimos una atracción segura a la par que divertida (superando cualquier normativa de seguridad de aplicación) y reducir enormemente los costes de implantación, ya que se necesita una obra civil sencilla y económica.
El equipo diseñado tiene un alto rendimiento, por lo que se consigue un ahorro de potencia de hasta un 60% comparándolo con el sistema convencional, lo que supone un ahorro energético considerable o lo que es lo mismo, reducir los gastos de explotación de esta imprescindible atracción de los parques acuáticos.