edge
Desde las granadas en Oriente Medio hasta las cerezas en Japón, el símbolo más universal de vida, salud y prosperidad es sin duda la fruta. Y sin embargo, se trata de una temática poco frecuente en instalaciones infantiles.

Esto va a cambiar con el lanzamiento de nuestra línea Happy Fruits, divertidas personificaciones de frutas que parecen beberse el agua de la piscina con sus coloridas lenguas, sobre las cuales pueden deslizarse los niños.

Ofrecemos 12 modelos diferentes repartidos entre 3 colecciones en función de la altura de salida de su tobogán: Mini (750 mm), Maxi (1200 mm) y Super (1600 mm). Su diseño facilita un ensamblaje rápido y sencillo en el borde de piscinas nuevas o ya existentes.

El propósito de esta línea es ir más allá de los tradicionales toboganes acuáticos con elementos positivos incluso para los más pequeños,y que se complementen perfectamente con entornos de lo más diverso.
edge