Hace unos días tuvimos la oportunidad de charlar con José María Cama, fundador y alma mater de Waterworld, uno de los parques acuáticos decanos y con más éxito de España.

José María es un ejemplo de dedicación y amor a los parques acuáticos y un empresario modélico. De la charla pudimos obtener anécdotas e información que queremos compartir con nuestros lectores.

Waterworld abrió en 1985, siendo uno de los primeros parques acuáticos en España. El parque, que actualmente cuenta con unas 14 hectáreas de superficie, comenzó con una superficie menor, y lo hemos ido ampliando, para responder a la demanda y ajustar nuestra oferta a las tendencias del mercado y a las necesidades de nuestra clientela. Realizamos encuestas entre nuestros visitantes para gestionar y priorizar las mejoras y nuevas instalaciones.”

“Cuando iniciamos la aventura, no existían parques acuáticos en España, por lo que tuvimos que tirar de imaginación, ilusión y mucho esfuerzo. 30 años después, nos damos cuenta que cometimos algunos errores, pero también que hicimos milagros con una inversión muy reducida y nos llena de orgullo mirar atrás y ver lo que hemos conseguido. Millones de visitantes satisfechos y un parque con estándares y reconocimiento internacional”.

“El parque tiene un aforo de 5.000 personas. Somos conscientes que con la superficie de que disponemos, podríamos tener más capacidad, pero preferimos que haya menos clientes pero que se encuentren cómodos, con suficiente espacio y bien atendidos. Uno de los aspectos del parque que más gusta a nuestros visitantes y que nos diferencia de nuestra competencia son precisamente los grandes espacios y la cuidada jardinería y paisajismo.”

Waterworld tiene muy buena acogida entre todo tipo de personas: recibimos familias, parejas, adolescentes, ya que tenemos algo para todos. Hay aproximadamente un 30% de turistas locales y un 70% de turistas extranjeros, lo que es normal, ya que Lloret de Mar es un destino turístico con mucho visitante extranjero. Comercialmente trabajamos mucho con agencias, tour operadores y con redes sociales para dar a conocer nuestro producto y conseguir clientes.”

”Gestionar un parque con apertura estacional es complicado. El principal reto es el personal. En Waterworld tenemos un equipo fijo de 20 personas durante todo el año, cifra que aumenta hasta los 110 durante la temporada. Es fundamental encontrar y contar con el equipo adecuado para que el parque funcione correctamente. Invertimos mucho en la formación del personal, ya que es vital para que los visitantes se sientan a gusto”.

Hablando un poco de aspectos económicos, José María nos facilitó los siguientes datos:

“La partida de gasto más importante en el parque es, sin duda, el personal. El presupuesto anual de mantenimiento y renovación de instalaciones suele estar alrededor del 30%. Los servicios adicionales que ofrecen en el parque (guardarropia. hamacas, etc.) suponen un 20% de los ingresos del parque”.

Finalizamos hablando del futuro:

“el sector cambia muy rápidamente y hay que adaptarse a estos cambios, pero somos optimistas. Al igual que cuando empezamos, vemos el futuro con esperanza y, haciendo las cosas bien como durante estos 30 años, creemos que seguiremos teniendo éxito entre nuestro público”.